La cancelación de eventos masivos también afectó a la seguridad privada en Aguascalientes, por lo que muchas empresas tuvieron que reinventarse o voltear a conseguir clientes fijos. Así lo señaló la presidenta de la Unión Nacional de Empresas de Seguridad Privada y Adherentes en la entidad (Unespa), Carmen Dena Escalera.
Detalló que con respecto a las disminuciones para este sector, el rubro que más se ha visto golpeado es el de las empresas que se dedican al cuidado de los eventos masivos que por el COVID-19 se vieron cancelados y que, aunque es un tipo de seguridad eventual, también implica la movilización de personal siempre y cuando haya espectáculos.
Por lo anterior, dijo que dichas empresas de seguridad tuvieron que reinventarse o voltear a conseguir clientes fijos, porque algunos de sus clientes como los bares y antros resultaron muy lastimados.
Afirmó que en general las empresas de seguridad privada han tenido una caída en sus operaciones entre un 5 y un 8%, lo que también ha implicado tener que hacer recortes de personal en la misma proporción. Por lo que respecta a los demás rubros que tiene que ver con la vigilancia en los fraccionamientos y condominios cerrados, empresas e industria, subrayó que siguen trabajando y son estos servicios los que les han permitido mantenerse activos. Asimismo, reconoció que la crisis por la pandemia ha generado un incremento en los intentos de robos sobre todo a establecimientos y en algunos fraccionamientos.

“Se nos ha disparado la cuestión en robos de casas (…) los fraccionamientos son los que ahorita tienen que estar más que cuidados o con mayor observación porque son focos que siempre se tornan rojos cuando la situación económica se vuelve difícil o complicada…” Carmen Dena, UNESPA