La vivienda vertical es la única solución ante la ausencia de oferta para la adquisición de vivienda económica en Aguascalientes, señaló Jaime Gallo Camacho.
En Aguascalientes la vivienda económica ha dejado de ser opción para los trabajadores, debido a que Infonavit retiró el subsidio de 30 mil a 90 mil pesos que brindaba a los trabajadores que solicitaban su crédito, al incremento del costo en los predios intraurbanos y a la falta de demanda en los fraccionamientos alejados de la capital.
“Hoy muchas de las personas prefieren adquirir vivienda en renta, dado que les resulta más accesible en el corto plazo y les limita a adquirir una vivienda que tiene un costo mayor, pero que les daría certeza en el mediano y largo plazo”, explicó el titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano.
El 51% de la población de Aguascalientes tiene vivienda propia y existe un 17% de la población que tiene más de una vivienda que ya adquirió o se encuentra pagando, de este porcentaje la gran mayoría de viviendas adquiridas se encuentran en estado de abandono.
“Son casas que las tienen como una segunda opción, que fue para inversión y que en ocasiones no las ocupan porque ven que puede existir algún riesgo de que se las vandalicen o que no les paguen renta y prefieren dejarla sola”, detalló Gallo Camacho.
En contraparte existe una demanda de 36 mil viviendas, de personas que no cuentan con su propia vivienda, por su parte la oferta que establecen las inmobiliarias es de 11 mil casas al año, hoy ante la falta de oferta de vivienda económica se genera la preocupación de que haya familias que no adquieran viviendas ya a través de créditos.
La solución que Seguot, Infonavit, Canadevi y el municipio de Aguascalientes plantean es la vivienda vertical. “Toda esta oferta que se genera en viviendas dúplex, triplex en zonas que ya están consolidadas, con servicios y que pueden representar una oferta de vivienda para personas que pueden tener crédito”, concluyó Jaime Gallo.