1.- Comer platillos vegetarianos y veganos de vez en cuando es una aventura en tu paladar: cuando las personas piensan en platillos vegetarianos lo primero que se viene a la cabeza es una palabra: «ensaladas»; mientras que la oferta vegetariana y vegana es muchísimo más grande que las ensaladas, prueba nuevos sabores, combinaciones originales, especias que no conoces.

2.- Tu aparato digestivo te lo agradecerá: la digestión es el proceso de descomposición de los alimentos y la obtención de nutrientes a partir de ellos.
Las carnes son naturalmente libres de hidratos de carbono, contienen sólo proteínas y grasas que al cuerpo humano le toma hasta cuatro horas o más en digerir, lo que provoca estreñimiento.
El consumo de frutas y verduras hace un proceso digestivo más ligero nos ayuda a mantener una regularidad intestinal, contribuyendo a mantener nuestro cuerpo depurado y libre de residuos.

3.- Combate la hipertensión arterial: 1 de cada 3 adultos mexicanos sufre de hipertensión arterial, la disminución en el consumo de carne acompañado de una dieta vegetariana nos ayuda a controlar la hipertensión, ya que los vegetales son ricos en potasio, un mineral diurético que ayuda a regular los niveles de sodio en la sangre, evitando las subidas de tensión.

4.- Evita el cáncer: La OMS clasificó la carne roja dentro del grupo Grupo 1, carcinogénico para los humanos, aproximadamente 34000 muertes al año de cáncer son atribuidas a dietas con grandes cantidades de carne roja.

5.- Baja de peso sin darte cuenta: puedes comer todos los vegetales que quieras, no te preocupes por contar calorías o carbohidratos no midas raciones o pases hambre.

Por último, comer sano no es para gente extravagante o especial, cualquiera lo puede hacer, no necesitas un poder adquisitivo mayor, ni ser intolerante a algo, recuerda que nuestros ancestros se nutrieron con el frijol y el maíz.

Nota cortesía: Restaurante Mesa Verde. José F. Elizondo #113, tel. 449 4483727

¡Participa con tu opinión!