La compra de un colchón no es algo que podamos tomar a la ligera. La preocupación que implica está directamente relacionada a la función vital que tienen estos elementos en nuestras vidas.

Un buen colchón nos permite dormir y descansar correctamente. De esta manera, resulta esencial para recuperar la energía necesaria para cada día. Por ello, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos que serán fundamentales al momento de tomar una decisión apropiada.

A continuación, compartimos cinco de las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de comprar un colchón nuevo.

5 aspectos para tener en cuenta antes de comprar un colchón

1. Tipo de uso

El primer aspecto es analizar el tipo de uso que le daremos a nuestro colchón. Esto determinará la elección del modelo correcto y, sobre todo, del tamaño apropiado para nuestro dormitorio.

En este sentido, resulta esencial saber cuántas personas utilizarán la cama. Esto definirá  lasplazas que necesitemos. Por ejemplo, si estamos en pareja, es recomendable comprar un colchón más box matrimonial.

2. Tipo de colchón

Con la necesidad definida de acuerdo al tipo de uso que le damos, podremos pasar al siguiente paso: determinar el tipo de colchón. La decisión fundamental tiene que ver con elegir entre resortes o espuma de alta densidad.

Esto influirá en el precio final, pero seguramente podamos encontrar algunas ofertas. Sobre todo, si ya nos estamos preguntando ¿cuándo es el Buen Fin de este año? La temporada de ofertas online con descuentos en diversas marcas y productos.

3. Calidad de materiales

A veces, buscando colchones baratos, descuidamos la calidad de los materiales y cometemos un error que eventualmente puede transformarse en un problema.

Todos los colchones se muestran cómodos al comienzo; pero, luego de un tiempo, si los materiales no son buenos lo notaremos en el cuerpo. Se trata de una inversión, por lo que es importante preocuparse por la calidad de los resortes, de las espumas y de las fibras que componen las telas.

4. Resistencia al peso

Relacionado a todos los aspectos anteriores, es muy importante preocuparse por la composición interna del colchón para tener una idea precisa de su resistencia al peso. Nadie desea un colchón que empieza a hundirse en el centro o que se desgasta de forma despareja.

Por supuesto, esto dependerá del tipo de uso y de cuántas personas durmamos en él. Pero lo ideal es asegurarse de que resista una buena cantidad de kilos en toda su superficie.

5. Tiempo de garantía

Finalmente, en razón de que se trata de una inversión importante, es clave estar atento al tiempo de garantía que nos ofrecen los vendedores. Esto será fundamental para comprar con confianza, sabiendo que, ante cualquier desperfecto, podremos contar con respaldo.

Las garantías varían según los precios, pero recomendamos que no sea menor a 5 años. También es una buena opción comprar a marcas que ofrecen algunas noches de prueba.

Comprar un colchón nuevo no es una tarea complicada, pero sí necesita del cuidado de ciertos aspectos. Con esta lista, no tenemos dudas de que tomaremos la mejor decisión.