Una vez que el número de contagios ha sido menor en los últimos días, y no como se esperaba después de la movilidad social que se tuvo durante el puente de asueto de Semana Santa, es muy probable que, en un par de semanas, Aguascalientes alcance el Semáforo Verde del Gobierno Federal. En concordancia con ello, ya con maestros vacunados y la voluntad de los mismos para reanudar labores, se podría planear volver a las aulas, insistió el gobernador Martín Orozco Sandoval.

Ante la negativa que han mostrado algunos trabajadores de la educación de volver a las escuelas, a pesar de ser inoculados, el mandatario dijo no entender esa postura y tampoco con qué elementos se atreven a advertir que no irán. “Cuando todo mundo quiere la vacuna, quiere estar más tranquilo y con más certeza, además que motiva a reactivar la economía y actividades de todo tipo”.

Refirió que, por lo pronto, la logística de vacunación será revisada por el responsable de los programas sociales federales, el Instituto de Educación y el sindicato magisterial; posteriormente, ya con un padrón de maestros y personal de apoyo en mano, se determinarán los puntos de vacunación, aunque se tiene la garantía de que, en cuatro o cinco días, podrán ser aplicadas las 35 mil vacunas necesarias.

Esto lo dijo en entrevista colectiva durante el recorrido de acompañamiento a los ciudadanos mayores de 60 años que recibieron ayer la segunda dosis de la vacuna antiCOVID en el municipio de Asientos.

 

NO HAY DINERO

Sobre el apoyo económico que ha exigido, de distintas maneras, el personal médico del Hospital Hidalgo, Orozco Sandoval destacó que “tengo la voluntad, no hay dinero, no hay compromiso”; no obstante, una vez que bajen los contagios y la necesidad de seguir invirtiendo de manera extraordinaria, como se ha hecho hasta ahora en materia de salud, entonces se podrá pensar en entregar un apoyo, aunque a una parte de ellos ya se les otorgó, puntualizó el gobernador.

Y no hay dinero, dijo, porque el soporte económico en la atención de la pandemia, en los hospitales estatales, ha corrido por parte del Gobierno Local y se ha dado prioridad a la adquisición de medicamentos que escaseaban y subían de precio; así pues, “si va bajando la pandemia y ya no hay gastos extraordinarios, la voluntad de apoyarlos, la hay, pero al que se la jugó realmente”, aunque, dejó en claro, a todo el personal de salud que trabajó horas extras, éstas les fueron pagadas.

Para ello, podría considerarse el Fondo de Estabilización, tema que podría ser tratado en la sesión del mes entrante, pues es necesario resaltar que el fondo es menor: “nada más que sepan que sí hay voluntad”.