Después de un periodo de permanecer estable el indicador de personas fallecidas por COVID-19 en la entidad, autoridades del Instituto de Servicios de Salud del Estado reportaron un incremento de víctimas al corte de la semana pasada. De esa manera, del 24 al 30 de octubre perdieron la vida por la pandemia un total de 21 personas, siendo ésta la segunda mayor incidencia de las últimas seis semanas.

De acuerdo con el reporte técnico del ISSEA que detalla el comportamiento de la pandemia, de las nuevas defunciones, 5 de ellas correspondieron a personas que contaban con su esquema antipandemia completo, 1 más incompleto, aunque la mayoría -con 15 de las muertes- correspondieron a personas sin haberse vacunado.

Por su parte, la cifra de personas hospitalizadas por COVID-19, se redujo en el mismo periodo al pasar de 116 a 93 pacientes internados, de ellos la mayoría no cuentan con ninguna dosis contra la pandemia, con 79 casos, cuatro más tienen su cuadro de vacunación incompleto, mientras que los diez restantes sí habían recibido su esquema completo.

Finalmente, en cuanto a casos positivos, la cifra se estableció actualmente en 345 nuevos pacientes, cifra ligeramente menor en comparación con los 356 casos reportados durante la semana previa.

¡Participa con tu opinión!