Al destacar que se avanza en la inclusión de personas con limitaciones auditivas, el gobernador Martín Orozco dijo que las grandes obras son necesarias y traen beneficios para el desarrollo de nuestra entidad, sin embargo, las que llenan de mayor satisfacción son las pequeñas acciones que inciden de forma directa a mejorar la calidad de vida de las personas.

En el evento de entrega de 300 apoyos del programa “Escúchame”, que se lleva a cabo en coordinación con el DIF Estatal, refirió que trabajar de manera cercana con su esposa Yola, ha permitido que la ayuda llegue a la gente que verdaderamente la necesita.

Expresó que hasta el final de su administración seguirán entregándose a la sociedad como un equipo que posibilite las vías que garanticen bienestar a cada integrante de las familias aguascalentenses.

Por su parte, la señora Yolanda Ramírez de Orozco señaló que desde el DIF Estatal se realizan diversas acciones para gestar políticas públicas que promuevan la integración de las personas que padecen alguna limitación física; se destinan recursos para el desarrollo de programas como la implementación del lenguaje de señas, entre otros.

El señor Francisco Rosas Velázquez, beneficiario del programa, agradeció la calidad y la calidez con la que todo el equipo del DIF Estatal dio seguimiento a la atención de su caso, gracias a lo cual hoy su vida ha mejorado significativamente; el aparato que recibió facilitará la comunicación con su familia, ya no tendrán que gritarle ni perderá el hilo de la plática.

Para lograr que 300 personas desde los cuatro meses hasta los 80 años de edad hoy tengan la posibilidad de escuchar, el Gobierno Estatal invirtió una suma de 1.4 millones de pesos en audífonos de 12 canales digitales.