El llamado reiterado a quedarse en casa, resguardarse y salir sólo para las actividades esenciales con las medidas de prevención que se han difundido desde el arribo de la pandemia a la entidad continúa, pues el COVID-19 se ha incubado sin distingo de edad e igualmente ha llevado a la muerte de personas jóvenes y adultas.

De acuerdo al informe más reciente que presentó el sector salud local, hasta ayer se habrían sumado 30 casos nuevos de positivos al coronavirus, uno de ellos ubicado en Pabellón de Arteaga y otro más en Jesús María, el resto en el municipio capital; y destaca el fallecimiento de una mujer de 29 años de edad que antes de contraer el COVID-19 ya padecía de asma, por lo que al presentar complicaciones fue llevada al Seguro Social hace una semana y media, donde finalmente perdió la batalla.

Con los nuevos casos suman ya 937 los que han sido diagnosticados como positivos y siguen los 403 que han sido dados de alta, en espera de que en unos días más a esta lista de recuperados se sumen otros que están por cumplir la cuarentena; han sido revisadas 5 mil 838 personas y un total de 30 decesos con el reportado hasta ayer.

En el informe destaca la existencia de 34 personas en condición de gravedad y hospitalizadas, 19 de ellas en el IMSS, 10 en hospitales de la Secretaría de Salud del Estado, 4 en el ISSSTE y 1 más en un nosocomio privado.

También están registradas 13 personas más en condición de muy graves, de los cuales 9 ocupan camas en el Seguro Social, 3 en centros de salud administrados del estado y uno más en el ISSSTE.

La fase 3 continúa y las medidas de prevención deben ser adoptadas de manera permanente, sobre todo al salir de casa, pues es donde se puede exponer la gente en mayor medida, a tener contacto con personas asintomáticas y no darse cuenta que el virus se incuba rápidamente con posibilidad de continuar el contagio.

Conforme han transcurrido las semanas, la prevalencia de los grupos poblacionales con mayor positividad corresponden a los más productivos por su edad, pues están entre los 25 y 49 años de edad, en muchos casos con comorbilidades como la obesidad y otras enfermedades derivadas de esta situación, que en infinidad ellos se debe a descuidos en el estilo de vida saludable.