El regidor Alejandro Monreal Dávila, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Aguascalientes, reveló que sólo un grupo de 30 elementos de los 1,500 policías capitalinos se encuentran con problemas de sobrepeso u obesidad, quienes adicionalmente enfrentan una situación de salud.
El edil aseveró que uno de los requisitos para ascender en la corporación es que los elementos se encuentren en su peso ideal, aunque existe un margen de diez kilogramos hacia arriba o abajo, de acuerdo a su estatura y talla corporal.
Al mismo tiempo, calculó la existencia de unos cien policías que por diversas razones ya no pueden seguir operando en las calles, motivo por el cual se encuentran en proceso de ser canalizados a otras áreas de la corporación para que ofrezcan un mayor rendimiento policiaco.
Además, dijo que ese personal se encuentra cerca de los procesos de jubilación, quienes tras haber cargado durante años los chalecos de protección, llega un momento en que resienten molestias en su espalda, donde muchos de ellos proceden a ser beneficiados con el retiro laboral.
Alejandro Monreal Dávila mencionó que hace un par de semanas se graduaron 87 nuevos elementos en la corporación y esto permite mejorar el número de policías en calle, y aquellos policías que ya se encuentran en edad avanzada o que no tienen una condición que les impida tener una vida activa en el operativo, se procede a canalizarlos a otro tipo de labores.
Esto, porque existen áreas de inteligencia, de capacitación, proximidad policiaca, donde esos elementos que por alguna razón no pueden estar en las calles, sí pueden desempeñarse al 100% en otras instancias para que no sean un problema en el esquema operativo.
“Para combatir el sobrepeso en la corporación, en la Academia de Policía se tiene un área de alimentación, a fin de cuidar la nutrición de los elementos”, puntualizó el regidor presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Municipio de Aguascalientes.