Por: Juan Pablo Martínez Zúñiga

 Este 2021 será recordado por muchas cosas, pero para los cinéfilos será el año cuando la pandemia por el COVID-19 modificó los modelos de distribución y apreciación cinematográfica al mantenernos como público en un estado de apertura en cuanto a la apreciación de material fílmico, pues debido al riesgo aún latente de contraer este virus la audiencia global domesticó la necesidad de acudir a espacios específicos para la proyección de cintas y ajustó dicho ritual al disfrute de películas en casa gracias a la oportunidad que representó la proliferación de plataformas de streaming que no sólo procuró algunos estrenos en digital originalmente planeados para la pantalla grande, sino que también confeccionó producciones de todo tipo para su premier exclusiva en dichos espacios, lo que transformó la experiencia de ver cine en una muy plural que además ya cincela la forma en que se apreciará éste arte a partir de ahora. Es por ello que varias producciones destacadas pudieron verse tan sólo por éstos medios, aun si la gradual reactivación de los emporios cinematográficos logró colar filmes importantes en su programación, y por ello no me refiero a los denominados blockbusters que este año varios constituyeron una experiencia muy decepcionante o de pobreza argumental (v.g. “Viuda Negra”, “Sin Tiempo Para Morir”, “Shang Chi”, “Amor Sin Barreras”, et al.), sino a películas valiosas por su capacidad de propuesta. Es por ello que ahora realizaré la mención anual de aquellas producciones que por distintas razones lograron sobresalir y hacernos olvidar que una contingencia sanitaria todavía modifica o afecta el cotidiano.

“EL PADRE” – Paramount+

Estrenada en cines, ésta joya sobre la memoria convulsa que afecta los vínculos familiares es una master class en actuación cortesía de Anthony Hopkins, arrebatándole con justicia histriónica el esperado Oscar al finado Chadwick Boseman y la primera pieza en una trilogía cortesía del talentoso director galo Florian Zeller.

“EL SONIDO DEL METAL” – Amazon Prime Video

Rhiz Ahmed hace lo propio en su papel de un baterista que comienza a perder la audición tan solo para localizar su pensamiento humano y reencontrarse consigo mismo. Filme que rompe paradigmas en cuanto al retrato de un discapacitado en cine y con una dirección muy sobria.

“NOMADLAND” – Star+

Frances McDormand lo hace de nuevo como una mujer desempleada, viuda y casi apátrida que vaga el noroeste de su nación mostrándonos el extravío emocional y existencial en que vive el país gringo, ganándose un Oscar en el proceso así como su directora Chloe Zhao, quien con elocuentes silencios muestra mediante una hermosa fotografía naturalista lo que significa ser alguien común en una Norteamérica que celebra la mediocridad.

“WOLFWALKERS” – AppleTV+

No es tan sólo la mejor cinta animada que se pudo apreciar este año, sino una de las mejores películas y punto. Una fábula primorosa e inteligentemente diseñada sobre la amistad anatémica entre una niña y una chiquilla salvaje que vive en el bosque como una Wolfwalker, seres mágicos capaces de transformarse en lobo en la región galesa de la Edad Media, con gran belleza plástica y madurez argumental.

“UNA RONDA MÁS” –Netflix

La deconstrucción de personajes que caracteriza el cine del realizador Thomas Vinterberg se maximiza en esta historia sobre profesores que se alcoholizan para alcanzar nuevos niveles de inspiración y percepción, algo que ocurre con la producción misma gracias al magistral trabajo de Mads Mikkelsen en el protagónico y al mismo Vinterberg, quien no permite que la trama vire a lo predecible.

“DUNA” – HBO MAX

Denis Villeneuve logró una genuina hazaña narrativa y visual al adaptar con fidelidad y con sello propio los complicados textos de Frank Herbert en un guion que amalgama honor, autodescubrimiento y fraternidad en distantes planetas de compleja ideología. Todo el cuadro de actores más una espléndida puesta en escena y la maravillosa música de Hans Zimmer complementan la exquisita labor de Villeneuve.

“TITANIO” – Próximamente en MUBI

La rocambolesca fantasía gore y simbólica de la francesa Julia Ducournau no solo es uno de los trabajos más audaces y provocativos del año, también es una propuesta que empuja al género fantástico a rincones antes reservados para Cronenberg o Buñuel.

“ANNETTE” – MUBI

Un musical que sustenta su narrativa en vocalizaciones honestas compuestas por los músicos de culto Ron y Russell Mael (los famosos hermanos del dueto “Sparks”) y que se vale de la inquietante mirada del veterano director Léos Carax para contar la historia de un comediante al estilo de Lenny Bruce (Adam Driver), su relación amorosa con la cantante de ópera Anne (Marion Cotillard) y su bebé Annette, en realidad una construcción animatrónica que semeja a un ser humano capaz de cantar desde su primera infancia cada vez que la luz la toca. Una delicia repleta de alegorías y visualizaciones creativas muy a la francesa que debe verse para creerse.

Correo: corte-yqueda@hotmail.com

¡Participa con tu opinión!