Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante 2020, el País registró un promedio de 696 muertes cada día a causa de la pandemia de Covid 19, según reveló ayer el Inegi. Un total de 201 mil 163 muertes, una cifra 35 por ciento mayor que lo divulgado oficialmente por la Secretaría de Salud.
La revelación aparece mientras arrecia una tercera ola de contagios del virus y presiona la ocupación hospitalaria en 19 entidades del País.
Conforme el Inegi, el Covid-19 representó 18.5 por ciento del total de decesos en México durante 2020 y se convirtió en la principal causa de muerte entre los hombres en México, con 129 mil 329 decesos, por encima de enfermedades de corazón, diabetes, cáncer y homicidios.
En el caso de las mujeres ocupó el tercer lugar, con 71 mil 829 decesos.
De manera global en México, las enfermedades del corazón ocuparon el primer lugar como causa de muerte y la diabetes el tercer lugar; en ambos casos su crecimiento fue de 70 por ciento de casos respecto a 2019. Un crecimiento oculto en medio de la pandemia.
Los datos de Inegi confirman el subregistro oficial y aparecen en el contexto de la tercera ola que en la Zona Metropolitana del Valle de México superó ya el “escenario más drástico” previsto para el actual repunte.
Ayer, en la metrópoli había 3 mil 987 camas ocupadas, 487 más de las 3 mil 500 que estableció el Gobierno de la CDMX como la proyección más alta que alcanzaría este indicador para agosto.
“Nuestro escenario más drástico llegaría a cerca de las 3 mil 500 camas ocupadas en el Valle de México, que es el 35 por ciento de lo que llegamos a tener en el pico más alto, y podría ocurrir en agosto”, dijo Eduardo Clark, de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), el 9 de julio pasado.
Según los cambios en el semáforo epidemiológico, la capacidad de camas es uno de los principales indicadores para medir el manejo de la emergencia sanitaria.
En tanto, el Estado de México alcanzó ya el 50 por ciento de ocupación hospitalaria, por primera vez en más de 5 meses.
A nivel nacional, otros estados que registran saturación hospitalaria con niveles superiores al 70 por ciento son Nayarit, Colima y Durango; mientras que Guerrero, Nuevo León, Sinaloa, Hidalgo y Veracruz rondan esa cifra.
“Siguen creyendo que la solución son los hospitales; nunca se ha entendido que lo importante es tener menos casos. Cambiar de mitigación a contención”, alertó Malaquías López Cervantes, experto en salud Pública de la UNAM.
Gustavo Olaiz, coordinador del Centro de Investigación, Políticas y Salud de la UNAM, apeló al crecimiento del programa de pruebas y asilamiento de casos con las más agresivas cepas.
Con información de Natalia Vitela, Selene Velasco, Abimael Chimal y Víctor Osorio