Tonatiúh Rubín
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Diez de los desastres más destructivos de 2020 relacionados con el cambio climático costaron más de 1.5 mil millones de dólares cada uno, revela un reporte de la organización Christian Aid.

La temporada de huracanes del Atlántico, que afectó a América de mayo a noviembre, representa el desastre de mayor costo del año, pues sus daños están valuados en 41 mil millones de dólares, señala el informe “Counting the cost 2020: a year of climate breakdown”.

Las estimaciones del documento están basadas sólo en pérdidas aseguradas, por lo que el verdadero costo de los desastres probablemente es más alto.

“Justo como el 2019, el 2020 ha sido un año lleno de desastres extremos”, aseguró Sarah Perkins-Kirkpatrick, investigadora del Centro de Investigación del Cambio Climático (CCRC, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia.

Las inundaciones que ocurrieron en China de junio a octubre, con afectaciones valuadas en 32 mil millones de dólares, son el segundo desastre más costoso del 2020.

En tercer lugar quedaron los incendios de la costa oeste de Estados Unidos, cuyo costo estimado es de 20 mil millones de dólares.

El cambio climático puede haber influido en todos estos desastres, pero Christian Aid resalta que algunos países que tienen mínima responsabilidad en el calentamiento global fueron afectados.

Uno de ellos es Nicaragua, que experimentó daños por el huracán Iota, el más fuerte de la temporada de huracanes del Atlántico.

“Los impactos del cambio climático se sentirán a través de los extremos y no (a través) de los cambios promedios. Desafortunadamente, podemos esperar que más años se parezcan al 2020 y peor conforme las temperaturas globales aumenten”, alertó Perkins-Kirkpatrick en un comunicado.

Los eventos climáticos extremos resaltan la necesidad de cumplir con las metas del Acuerdo de París, considera Christian Aid.

Este pacto internacional busca mantener el aumento de la temperatura del planeta muy por debajo de los 2 grado centígrados durante este siglo, con respecto a los niveles preindustriales.

También plantea realizar esfuerzos para limitar el calentamiento a 1.5 grados centígrados.

Christian Aid llama a los países a presentas metas de reducción de emisiones más ambiciosas durante la próxima cumbre climática COP26, que se llevará a cabo en Glasgow, Escocia, en noviembre de 2021.