Quedan unas cuatro mil vacunas pendientes por aplicar a trabajadores del gremio magisterial, por lo que con el acuerdo con las autoridades federales en la entidad, se ha determinado abrir dos fechas más en dos sedes que pronto se darán a conocer, a fin de que se pueda inmunizar a quienes por alguna razón, no tuvieron oportunidad de hacerlo en las fechas inicialmente asignadas.
Ulises Reyes Esparza, director general el Instituto de Educación de Aguascalientes, mencionó que se tiene previsto destinar otras cuatro mil 200 dosis aproximadamente, a padres y madres de familia que son parte de los Consejos de Salud y que estarán dando apoyo cuando sea pertinente el regreso a las aulas.
Por lo pronto, según información del Ejército Nacional que es el resguardante de las vacunas, se tienen en existencia más de seis mil dosis y se estará en espera de las dos mil vacunas faltantes de CanSino, para tener esas ocho mil que hacen falta y poder llegar al 100% de la población de este sector que así desee hacerlo.
En rueda de prensa conjunta con el gobernador Martín Orozco y autoridades del sector salud, agradeció a los más de 700 brigadistas que participaron en la aplicación de la dosis única en la jornada dedicada específicamente a los maestros y personal de apoyo en escuelas tanto públicas como privadas.
Maestros y personal de apoyo a la educación que no recibieron la vacuna fueron aquellos que se encontraban en tránsito ya sea en otra ciudad en donde gozaban de su periodo vacacional, o bien quienes presentaban síntomas de enfermedades respiratorias y por ende no pudieron ser inoculados, así como quienes no pudieron acreditar en su momento ser parte de alguna institución, sobre todo de índole particular, pero que ya pueden hacerlo.
También hay trabajadoras de la educación que están en gestación o lactancia, y que por lo mismo se ven impedidas para recibir la vacuna con toda seguridad, si bien no hay contraindicaciones, lo que se ha visto es que si el médico tratante les expide una constancia donde recomiende que se pueden vacunar, entonces se les aplica; además, se encuentran otros que ya recibieron la primera dosis al ser parte de la población de 60 años y más.