Una mujer presunta distribuidora de enervantes que operaba en la colonia Macías Arellano, fue detenida en poder de varios envoltorios de “cristal” así como un celular del cual no pudo acreditar su legítima propiedad y de dinero en efectivo. Se trata de Kimberly, de 19 años, quien fue puesta a disposición de las autoridades correspondientes.
Los hechos se registraron cuando elementos de la Policía Municipal al realizar sus recorridos de vigilancia, observaron a una mujer que repentinamente comenzó a correr al notar la proximidad de los oficiales, intentando ingresar a un domicilio ubicado sobre la calle C y la privada C, sin embargo, para su mala suerte fue detenida. Al momento en que la sospechosa fue cuestionada y revisada, la joven fue encontrada en poder de dos envoltorios con sustancia granulada, aparentemente droga cristal para venta, dando un peso aproximado de 8.6 gramos. Asimismo, se le encontró en poder de 450 pesos en efectivo y un celular de la marca Huawei modelo P10 en color azul con negro, mismo que durante la intervención fue reconocido por un ciudadano que arribó al lugar, mencionado a los uniformados que instantes antes la joven, junto con otras dos personas, lo habían interceptado en la calle y bajado de su motocicleta para luego retenerlo contra su voluntad al tiempo en que lo despojaban de 800 pesos y su teléfono móvil, logrando tras unos minutos zafarse de dichas personas y huir a bordo de su motocicleta.
De esa manera, la joven mujer fue detenida y presentada ante el agente del Ministerio Público del fuero común, quien determinaría su situación jurídica conforme al debido proceso.