Sergio Cuevas Ávila

Una derrama de poco más de 1,100 millones de pesos es la que tendrán los trabajadores del sector automotriz en la entidad por concepto de aguinaldo y fondos de ahorro, recursos que comenzarán a pagarse en varios casos a partir de este fin de semana, así lo dio a conocer el secretario general del Sindicato de la Industria Automotriz y Metalmecánica, Rogelio Padilla de León.

Comentó que tan sólo de aguinaldos para este sector de manera general será cercano a los 500 millones de pesos, mientras que de Fondo de Ahorro oscilará en los 600 millones, aclarando que éste es un pago aparte que no todas las empresas lo tienen y su porcentaje se sitúa hasta en un 13%, es decir, que en ocasiones es mayor al aguinaldo. “Hay empresas que pagan el 5, 7, 8, 9 o el 10%. Las más bajitas pagan hasta un 3%, pero es un ahorro que el trabajador lleva a cabo a lo largo del año y se constituye por la aportación del trabajador y la empresa en partes iguales”.

Afirmó que hay confianza de que la mayoría de las empresas del sector automotriz van a cumplir con esta obligación y ya tienen previsto pagar en tiempo el aguinaldo, el cual se debe dar antes del 20 de diciembre, por lo que incluso algunas ya comenzarán a pagar desde este viernes y otras más lo harán la próxima semana.

Reconoció que el 2022 fue un año difícil para el sector automotriz de la entidad, debido a tanto paro técnico que se llevó a cabo y por ende no se tuvo un resultado favorable en materia de producción y no se lograron los planes de negocio ni las ventas programadas, aunado a los recortes de personal que se realizaron entre los meses de agosto, septiembre y octubre, donde el impacto no fue tan fuerte como se esperaba, en función de las negociaciones que los propios sindicatos hicieron con las empresas y al final se logró salvar la plantilla laboral.

Por lo anterior, llamó a los trabajadores del ramo automotriz a cuidar, dosificar y administrar este ingreso extraordinario que están a punto de recibir en los próximos días, para que sea usado en cosas productivas y sobre todo en artículos o bienes de servicio que sean necesarios para las familias, dado que el 2023 se prevé que siga siendo difícil, sobre todo en los primeros tres meses del año.