Casi un centenar de patrones en Aguascalientes fueron borrados como generadores de empleo entre marzo y abril de este año, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social.

El dato refleja los efectos de la emergencia sanitaria que transita México por la pandemia del COVID-19 y por supuesto de la negativa del Gobierno Federal a apoyar al aparato productivo nacional, y sin duda tendrá la misma tendencia en mayo, señaló el presidente de Coparmex Aguascalientes, Raúl González Alonso.

Luego de que el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador se expresara satisfecho con los resultados alcanzados durante el año y medio de su administración, la iniciativa privada en Aguascalientes condenó por su parte la falta de compromiso del Gobierno Federal, que ha sido insensible en peticiones expresadas para conservar el número de empleos que están en riesgo de perderse a consecuencia de la eventualidad sanitaria.

González Alonso lamentó que el Gobierno Federal no sólo se empeña en limitar el crecimiento productivo del país, sino que incluso estorba a los impulsores de proyectos que pudieran repercutir en nuevas fuentes laborales. Expresó que la propuesta de salarios solidarios presentada en su momento a las autoridades en turno, que contemplaba la aportación del Gobierno para cubrir una parte proporcional de los ingresos de los trabajadores afectados por la pandemia, ha quedado al parecer en el olvido, luego de que no han recibido ningún tipo de respuesta. “En todo caso el empresariado ha tenido que hacerle frente a las trabas orquestadas por el Gobierno Federal, quien han ido limitando el echar andar la actividad económica, teniendo como ejemplo más reciente el freno interpuesto para invertir en energías renovables”.

González Alonso dijo que de momento y mientras el Gobierno Federal da alguna señal de que es sensible a las necesidades empresariales, están en la espera de que los recursos emergentes aprobados recientemente por el Congreso del Estado puedan ser liberados para que las empresas con necesidades puedan acceder a ellos, evitando la pérdida de empleo de manera masiva. Incluso algunas empresas estarán definiendo estrategias que les permitan no reducir sus plantillas laborales, como descansos escalonados al menos hasta que se regularicen las condiciones económicas.