A mayor educación, menos conflictos sociales, menor violencia, menos delincuencia y más productividad; por eso hay que apostarle a la educación y no regatear recursos, destacó el gobernador Martín Orozco Sandoval, durante la primera fase de la entrega de equipos de cómputo y tabletas de la campaña “Que nadie se vaya de la educación”.
Se busca beneficiar a alumnos de educación básica y media superior para que puedan continuar con sus estudios a distancia y evitar la deserción escolar.
Estimó que alrededor de 100 mil estudiantes se encuentran en condiciones de vulnerabilidad al no poseer un dispositivo tecnológico que les permita continuar con sus estudios a distancia; esta meta se cumplirá con aportaciones del Gobierno y apoyo de toda la sociedad.
Hizo un llamado a las dependencias de los tres órdenes de Gobierno, al Congreso del Estado, al Poder Judicial, a los organismos empresariales, a las asociaciones civiles y a toda la sociedad para apoyar los deseos que tienen los niños y jóvenes de seguir estudiando.
Confió en que los aguascalentenses van a responder con mucha generosidad a esta convocatoria para que nuestros niños y jóvenes se sigan preparando, estudien y tengan las herramientas que les permitan salir adelante.
En esta entrega, la Fiscalía General del Estado donó 50 computadoras de escritorio a estudiantes de la Secundaria General No. 4 y de los diversos planteles del sistema Conalep; adicionalmente, el IEA entregó las primeras 500 tabletas de las mil que habrán de distribuirse.
Durante el evento se entregaron los vales de los equipos de cómputo donados por la Fiscalía.