En los siguientes seis meses, el Instituto de Infraestructura Física Educativa de Aguascalientes ejercerá un presupuesto que acaba de recibir por la cantidad de cien millones de pesos, para el desarrollo de obra en las instituciones de educación superior de carácter público del estado, anunció el titular de esta dependencia, Gerardo Valadez Pérez.

Esta inversión en educación superior representa un 50% más a lo que anteriormente se canalizaba para impulsar la infraestructura del sector público, a fin de ofrecer más y mejores oportunidades a la comunidad estudiantil de la región y del estado.

De esta inversión a educación superior, el director del IFEA señaló que el 30% se canalizará para la construcción de las instalaciones de la Universidad Tecnológica Metropolitana, al norte de la ciudad, la cual estará terminada en un periodo de ocho meses, aunque se ejercerán otros 5 mdp para equipamiento.

El edificio de la UTM BIS contará con un edificio integral sustentado en una primera etapa por 24 aulas, área administrativa, laboratorios, salas audiovisuales, sanitarios, entre otras. Cada aula tendrá una capacidad aproximada de 50 estudiantes.

El resto de los recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples para universidades se canalizará para atender requerimientos de infraestructura en las tecnológicas de Calvillo, El Retoño, La del Norte, el Llano y la de Pabellón de Arteaga.

Indicó que este presupuesto a educación superior es mayor con respecto a ejercicios anteriores, aunque deberá aplicarse este mismo año, por lo que tienen un gran compromiso de tener proyectos y licitaciones públicas lo más pronto posible para comenzar a construir y tener listas las obras a más tardar en marzo del 2019.

Gerardo Valadez Pérez señaló que por la llegada tan tardía de estos recursos del FAM Superior, los cuales se suponen deben ejercerse a más tardar el 31 de diciembre, se concede una prórroga para que la infraestructura a desarrollar esté lista al término del primer trimestre del siguiente año.

Finalmente, señaló que una gran cantidad de empleos directos e indirectos se generarán mediante estas acciones, las cuales se concretan mediante los contratos que se firman con empresas constructoras ganadoras de las licitaciones públicas.