El director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Perezchica, reconoció ayer que existe una enorme área de oportunidad para reducir la deserción y el abandono estudiantil en el nivel de la secundaria, y actualmente se desarrolla un nuevo proyecto desde el sistema de alerta temprana, para detectar a quienes se encuentran en riesgo de la reprobación y trabajar en el desarrollo de un proyecto de vida.
“De acuerdo con las cifras del ciclo escolar 2017-2018 y con base en los movimientos suscitados de jóvenes de una a otra escuela, así como de abandono real, se registra hasta casi un 10% de la matrícula en las secundarias y este comportamiento es similar en las preparatorias del estado de Aguascalientes”, señaló.
El titular del IEA indicó que en ambos niveles educativos existe una absorción muy buena, pero a los cinco, seis o siete meses comienza a darse el abandono por parte de la comunidad estudiantil, motivo por el cual el reto se encuentra en apoyarles para que generen su proyecto de vida.
“Esta realidad es preocupante y se trabaja en diversas alternativas con las direcciones de servicios educativos y de educación media superior, ya que la intención no es sólo que ingresen a ambos niveles educativos, sino que permanezcan por voluntad propia”.
Agregó que la falta de atractivo de la escuela a los jóvenes se relaciona con la pertinencia y si ellos tienen o no un proyecto de vida, y ahí se encuentra el reto, los muchachos deben saber para qué les sirve la escuela. Precisamente ahí la autoridad educativa tiene el reto de crear las expectativas en los estudiantes para que les parezca interesante mantenerse en la escuela.
Además, se requiere una adecuada interacción pedagógica por parte de los maestros, ya que se sabe que muchos de los docentes de secundaria y prepa no traen una formación normalista, sino universitaria, y ahí se requiere apoyarlos con capacitación y actualización para que cuenten con herramientas de atención a los grupos escolares.