Teresa Martínez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-En febrero y marzo de este año, cuando predominó la variante Alfa, en la segunda oleada de Covid-19, el infectólogo Javier Ramos notó que sus pacientes podían evitar contagiar a sus familiares con el uso de cubrebocas y aislándose.
Pero con la variante Delta eso cambió.
“En este brote, lo que hemos visto las últimas semanas es que nos llaman, dicen: ‘estoy enfermo’, luego nos hablan a los dos días: ‘ya toda mi familia se enfermó’. Hay una diferencia importante”, expresa el también fellow en IDSA (Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América).
La presencia de la variante Delta ha acelerado los contagios en la tercera ola que enfrenta Nuevo León desde el 29 de junio, fecha determinada por las autoridades de Salud estatal.
Sólo esta semana, todos los días se han reportado cifras récord de contagios, cada una superando el máximo histórico desde que la pandemia comenzó en marzo de 2020.
Las más altas fueron ayer, con mil 339 contagios en un solo día, y mil 196 hospitalizados.
Además, las autoridades sanitarias estatales tienen la proyección de que la ocupación hospitalaria llegará a un 131 por ciento el 11 de agosto.

ALTO NIVEL DE CONTAGIOS
De las variantes que se han detectado, la Alpha, en septiembre de 2020, en Reino Unido; la Beta, en diciembre de 2020, en Sudáfrica; la Delta, también en diciembre de 2020, en la India, y la Gama, en enero de este año, en Brasil, la Delta es la preocupante.
La Delta representa un problema epidemiológico importante, subraya Ramos.
“Los estudios nos demostraron que Alpha es 50 por ciento más transmisible que la cepa original, la detectada en Wuhan y que predominó todo el 2020”, explicó el especialista.
“La Delta es incluso 50 por ciento más transmisible que la Alpha. Y es más del doble (que la cepa original). Por esta alta transmisibilidad, en Estados Unidos el 90 por ciento de las infecciones nuevas es con esta variante Delta”.

HASTA A 12 PERSONAS
El viernes, The Washington Post reportó que el informe semanal de Morbilidad y Mortalidad de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos indica que la variante Delta del coronavirus es mucho más contagiosa.
De acuerdo con el informe revelado primero por el medio, Delta es más transmisible que los virus que causan MERS, SARS, Ébola, el resfriado común, la gripe estacional y la viruela. El documento apunta que Delta está a la par de la varicela.
En un artículo de Osman Shabir, investigador del departamento de infecciones, inmunidad y enfermedades cardiovasculares de la Universidad de Sheffield, se detalla que en la varicela una persona infectada puede contagiar hasta 10 o 12 personas.
Publicado en www.news-medical.net, el artículo explica que R0 es el número de reproducción, el nivel de contagio de patógenos infecciosos y la velocidad con la que se transmite el virus en una población.
Éste se calcula por tres parámetros, como la duración del contagio tras la infección, la probabilidad de infección de una persona a otra y el contacto.
En la cepa original del Covid-19, detalló Ramos, el R0 se calculó que era de 2 a 3; es decir, una persona infectada puede contagiar de 2 a 3 personas en lo que dura la enfermedad.
“El R0 de la variante Delta es de 9 a 10, es decir, 3 a 4 veces más transmisible (que la original). Una de las enfermedades más transmisibles es la varicela, donde el R0 es de 12, por eso en CDC les preocupa ver un virus tan alto”, ahonda Ramos.
El ginecólogo infectólogo José Tirán coincide con Ramos y agrega que el virus incluso puede contagiar hasta a 12 personas.
“Es importantísimo que la población colabore en retomar todas las medidas de prevención”, señala el especialista.
Y es que, señala Tirán, aunque el Gobierno estatal implemente estrategias como cierre de espacios, los efectos no se verán reflejados hasta tres semanas después.

VACUNA Y CUBREBOCAS
El informe de los CDC del viernes señala que en un brote de 469 contagios en Massachusetts, el 89 por ciento (119) tenían la variante Delta y el 74 por ciento (346) estaban completamente vacunados con Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.
Sólo cinco fueron hospitalizados y no se reportaron muertes, lo que comprueba que las vacunas funcionan para prevenir un Covid-19 severo y la muerte, pero la variante Delta puede evadir la protección y causar una infección.
Por eso, señala Michel Martínez, Jefe de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de TecSalud, se debe continuar con el cubrebocas y la inmunización.
“La variante Delta es de dos a tres veces más agresiva en cuanto a poder enviarte al hospital o terapia intensiva con respecto al virus original, razón por lo cual, estamos viendo jóvenes internados e incluso intubados”, alerta el infectólogo.
“Si quieres evitar ser hospitalizado, los resultados con vacunas de RNA mensajero tienen una protección arriba del 96 por ciento. En varios municipios ya hay vacuna disponible. Así que, jóvenes, si tienen acceso, ¡vayan a vacunarse!”, recomienda.
Además de las vacunas y el cubrebocas, los especialistas coincidieron en reforzar las medidas de distancia social, lavado frecuente de manos, uso de gel antibacterial, así como evitar aglomeraciones, especialmente en lugares cerrados.
Ante la rapidez y gravedad de la variante Delta del virus, las acciones ciudadanas son clave para contenerla.