Unos jóvenes que viajaban en un automóvil VW Golf evadieron un retén policiaco y provocaron una peliculesca persecución por calles de la colonia Insurgentes, que concluyó con un zafarrancho en el que un policía preventivo resultó lesionado, una patrulla de la SSPM dañada tras impactarse contra un vehículo estacionado, así como un sospechoso arrestado.
Los hechos se registraron el sábado poco antes de las 12:00 del día, cuando policías preventivos colocaron un retén en avenida Agostaderito, a la altura del fraccionamiento Barandales.
En determinado momento detectaron que en sentido de sur a norte circulaba un coche VW Golf, color blanco y sin placas de circulación, en el cual viajaban dos personas del sexo masculino, por lo que los policías preventivos le marcaron el alto al conductor para que detuviera la marcha. Sin embargo, dicho individuo evadió el retén y eso provocó que varias patrullas de la SSPM fueran en su persecución.
Fue en la calle Francisco Carrera Torres y casi esquina con avenida Convención Huertas, en la colonia Insurgentes, donde el coche detuvo la marcha y tanto el conductor como su acompañante intentaron esconderse en una vivienda. El primero de ellos logró su objetivo, pero un adolescente de 16 años fue interceptado por los policías preventivos.
Aunque dicho individuo opuso resistencia al arresto, finalmente fue sometido y esposado. Sin embargo, varios de sus familiares salieron a defenderlo y trataron de impedir que se lo llevaran, por lo que atacaron a golpes a los policías preventivos y uno de ellos resultó lesionado.
Durante este operativo nuevamente ocurrió un descuido por parte de agentes de la SSPM, ya que un policía preventivo bajó rápidamente de la patrulla 0082-B2, una camioneta Nissan Titán pick up, con el motor encendido y se le olvidó poner el freno de mano, por lo que en determinado momento comenzó a avanzar sin conductor y fue a impactarse contra un vehículo color negro que estaba estacionado.