MONTERREY, NL.- Esta etapa de niña a mujer que vive Karol Sevilla a sus 20 años, le ha provocado algunos «bajones», pero tiene una gurú que la aconseja: Yuri.
«Pasar de niña a mujer es un cambio muy difícil, no es de que: ‘de la noche a la mañana ya tengo todo controlado», expresó Karol.
«Es un cambio en el que uno tiene que estar remándole y buscar cosas. Es difícil; yo estuve cuatro años con el proyecto de Disney, pero todo tiene sus etapas».
Con respecto a Yuri, señaló que se hicieron buenas amigas desde el programa Pequeños Gigantes, además la considera un ejemplo a seguir.
«Desde los 6 años canto sus canciones, empecé a cantar por ella, y tuve la oportunidad de conocerla en el programa. Es mi madrina en todo», aseguró.
«Cuando me siento triste, cuando tengo un proyecto que no sé qué decisión tomar le digo: ‘oye, Yuri, ¿puedo hablar contigo?’. Ella me da los mejores consejos”. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)