Yoga y genética son el secreto de Lucero

MONTERREY.- Que a sus 47 años Lucero presuma cinturita, vientre plano y un cuerpo firme es gracias a su buena genética y al yoga.
Aunque mucho la han cuestionado respecto a una posible cirugía, ya sea liposucción o lipectomia, la cantante lo negó, al contrario, aseguró que toda es naturalita.
“Luego hay muchos que dicen: ‘Ya se ha de haber hecho 200 cirugías’, no me daría tiempo de estar tanto en el quirófano y me daría pánico”, afirmó “La Novia de América”, quien el 29 de agosto celebrará su cumpleaños 48.
“Creo que lo del bótox y las cirugías no me laten tanto, me dan un poquito de miedo. Para serte sincera trato de prevenir con la alimentación, con cremas, obviamente estar en salud, ver a los médicos que necesitas cuando los necesitas”.
Confesó que ni sus amigas le creen que su buena figura sea gracias a su disciplina y por herencia familiar.
“Yo sé que la gente a veces no me cree, tengo amigas que me dicen: ‘Es que, ¿cómo?, seguro ya te hiciste algo, recomienda al doctor’. Y les digo: ‘Se los juro que sí se los recomendaría porque no tiene nada de malo’. Pero creo que en mi caso, la genética me ha ayudado mucho, mi papá siempre se veía más joven de lo que era, mi hermano igual.
“Mi mamá, la verdad, también muy jovial, tiene muy buena piel, es una mujer que siempre se ha cuidado mucho, luego también se nota cuando hay un cambio en el físico total, no lo puedes esconder”.
Dijo que todavía se siente joven como para someterse a alguna cirugía para mejorar su imagen; además, su cuerpo hasta ahora le ha respondido bien al ejercicio y alimentación. De su rostro tampoco tiene queja.
“Claro que no me veo de 20 años ni me quiero ver de 20, sólo quiero verme de la edad que tengo, pero verme bien, no quiero competir con las chavitas y andar sufriendo porque el tiempo pasa”.
Hay personas, hombres o mujeres que la edad les sienta bien, señaló, y ése es su caso.
“A mí en particular me ha caído muy bien, de unos años para acá, que hago yoga, que hago ejercicios variados porque esto de ir al gimnasio todos los días con una rutina clásica me parece un poquito cansado y aburrido”.
(Paula Ruiz/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!