La novena de Obregón sobresalió en el montículo y en la caja de bateo para ganar 3-1 ante Venados de Mazatlán y poner la serie 2-0, poniendo contra la pared a la novena mazatleca.
Un cuadrangular de Jeremías Pineda, quien proyectó la blanca por encima del jardín central, dio la ventaja a Venados, quien tuvo un buen pitcheo hasta que Víctor Mendoza hizo de las suyas. Su jonrón remolcó a su vez a Jesús Valdez a home, tomando una ventaja que ya no perdería la novena visitante.
La última rayita en la pizarra la pondría Yefri Pérez, quien con raya de doblete hacia el jardín izquierdo impulsó a Armando Araiza para poner cifras definitivas en el encuentro.
La victoria del segundo juego se la llevó el brasileño Andre Rienzo, quien estuvo en el montículo durante siete carreras y un tercio, recibiendo seis imparables, uno de ellos de jonrón, sin embasar a nadie y ponchando a ocho.
Konner James Wade no contó con la misma suerte, quien en seis entradas y un tercio recibió 5 imparables, uno de ellos que terminó en la grada y se tradujo en dos carreras, sin dar base por bola y ponchando a dos.