Todo listo para el arranque de la campaña de Septiembre Mes del Testamento, que organiza cada año el Colegio de Notarios Públicos de Aguascalientes con el apoyo del Gobierno del Estado, donde la población puede realizar dicho trámite con una notable reducción en su costo, así lo dio a conocer su presidente, Guillermo Ballesteros Guerra.
Entrevistado por El Heraldo, destacó que dicha campaña arranca el próximo 30 de agosto y la ceremonia protocolaria tendrá lugar en el Salón Miguel Ángel Barberena Vega de Palacio de Gobierno ante la presencia del gobernador Martín Orozco Sandoval y la presidenta del DIF, Yolanda Ramírez de Orozco, con la promoción a cargo de la Secretaría General de Gobierno.
Resaltó que la campaña a nivel nacional tendrá lugar en esa misma fecha en la ciudad de Saltillo, Coahuila y será presidida por el presidente del Colegio Nacional del Notariado, Armando Javier Prado Delgado, quien estará acompañado de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.
Por lo que respecta a la campaña en Aguascalientes, destacó que entre las ventajas está que la gente puede aprovechar la reducción del costo del testamento, ya que en lugar de pagar los 2 mil 500 pesos más IVA, pagan únicamente 1,740 pesos netos. Otro aspecto es que las personas pueden expresar su voluntad sobre sus bienes, derechos y obligaciones para que se cumplan después de su muerte. Detalló que a través de este documento se evitan conflictos patrimoniales entre los miembros de una familia para cuando fallece la persona que es titular de sus bienes.
“El testamento realmente, mientras vive la persona que lo otorga, es un documento que no tiene ninguna validez, pero si muere la persona el testamento cobra toda la fuerza jurídica del mundo y se va a respetar estrictamente la voluntad expresada por la persona que lo otorgó”.
Apuntó que del 100% de los testamentos que elaboran los notarios de Aguascalientes en el año, entre un 70 y un 80% se hacen en el mes de septiembre. “Es mucha la gente que aprovecha esta campaña. El problema es que siempre en la última semana se amontona el trabajo y no nos damos abasto. Tenemos que estar desde las 8 de la mañana hasta las 8 de la noche sin cerrar a mediodía, para poder dar cabida al mayor número posible de testamentos que van a otorgar las personas”, finalizó.