MONTERREY, N. L.- Porque todo lo que empieza llega a su fin, los artistas del 90’s Pop Tour anunciaron que se aproxima la despedida con su concierto programado en Monterrey.
Mariana Ochoa de OV7, Rodrigo Sieres de Mercurio y Elías Cervantes de Magneto, estuvieron ayer en la Ciudad para hablar de lo que este proyecto de Bobo Producciones les dejó a cada uno de los artistas.
En especial hicieron mención del lazo de amistad y la gran familia que han formado con esta gira que inició el 24 de marzo de 2017 en la Arena Monterrey, donde tienen el récord de reunir a más de 120 mil personas en diferentes presentaciones.
«Todo lo que empieza llega a su fin. Nunca imaginamos que en dos años y medio fuéramos a realizar tantas arenas; siete en Monterrey», indicó Mariana.
«La verdad somos muy privilegiados porque han sido sold outs en todas las presentaciones, con 17 mil personas en todas las arenas. Tan solo aquí en Monterrey son más de 120 mil personas», agregó.
Agradecieron a los regios, porque fueron los padrinos de este tour que empezó con Aleks Syntek, Eric Rubín y se fue renovando, porque llegó una segunda etapa con Beto Cuevas, Litzy, MDO, y la tercera con Magneto, Mercurio, además de OV7 y Kabah.
A pregunta directa si su concierto programado para el 29 de agosto será la última vez que se presenten en Monterrey, Elías indicó que hasta el momento sí.
«Pues por hoy en Monterrey sí, es la última ocasión», expresó el integrante de Magneto.
«Sabes, nos encantaría que no fuera la última, pero gracias al éxito que ha tenido la agenda se ha ido complicando cada vez más. Regresamos a Estados Unidos y por vez primera a Centroamérica y Sudamérica, lo cual es un compromiso más importante porque representamos al pop de México».
Además, cada uno de los grupos tiene sus compromisos personales.
La agenda se cierra en diciembre, indicó Elías. Así que después de su show en Monterrey hay otros eventos programados.
«Claro que hay una nostalgia porque sabemos que son los últimos conciertos de 90’s, no me cae el veinte, porque fue el escenario que vio nacer este proyecto y ahora nos verá despedirnos.».
Lo más complicado, indicó la cantante, fueron los ensayos de la tercera etapa del tour, porque cada grupo de los que participan tenían sus propias coreografías, además de que no todos viven en la Ciudad de México. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)