Abel Barajas / Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco 25-Oct-2017 .-Rafael Márquez regresó a la lista de convocados del Atlas, luego de que la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) de los Estados Unidos manifestara que no tenía inconveniente alguno en que volviera a jugar a nivel profesional.

Su abogado, José Luis Nassar Peters, informó que esa fue la respuesta que dio el organismo dependiente del Departamento del Tesoro a una consulta por escrito que les hicieron hace más de un mes.

“Nosotros le presentamos una consulta a la OFAC para preguntarle si no había problema en que jugara de nueva cuenta con su club. En respuesta a la consulta, dijeron que no.

“Seguimos trabajando para sacarlo de la lista de la OFAC, pero por ahora lo importante era ponerlo a jugar”, dijo el litigante vía telefónica.

Desde principios de agosto, cuando estalló el escándalo donde fue señalado por las autoridades estadounidenses de estar relacionado con un traficante de drogas, Márquez no había sido convocado por el Atlas.

El rojinegro aun es considerado por la OFAC como “persona designada” por supuestos vínculos con el narcotráfico, sin embargo, el procedimiento para desligarlo de esa lista negra es mucho más largo.

En México continúa abierta la carpeta de investigación FED/SEIDF/UEIDFF-JAL/0001859/2017, que inició la Procuraduría General de la República por el delito de lavado de dinero.

El fin de semana pasado, la juez federal Luz María Ortega Tlapa le concedió una suspensión definitiva con la que Márquez recuperó la disponibilidad de los recursos en las cuentas bancarias de 2 de sus empresas.

Se trata de 3 cuentas registradas a nombre de las compañías Pro Sport S.A. de C.V. y Grupo Terapéutico Homaral S.A. de C.V.

La OFAC incluyó al futbolista en su lista porque supuestos nexos con Raúl Flores Hernández, “El Tío”, acusado de vínculos con los Cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

Hernández, quien es buscado en EU por narcotráfico, fue detenido el 20 de julio pasado en Zapopan, Jalisco, y desde entonces se encuentra internado en el Penal Federal del Altiplano