CDMX.- Jamie Spears, padre de Britney Spears, decidió renunciar temporalmente a ser conservador de los asuntos de la cantante tras el informe policial de su ex yerno que lo acusa de abusar físicamente de su nieto Sean, de 13 años, reportó People.
«Nada cambiará en la vida de Britney. Jamie seguirá recibiendo actualizaciones sobre Britney y se asegurará de que esté protegida contra las personas que quieran aprovecharse de ella», añadió el informante.
Se había informado que Britney y su ex pareja habían acordado que ella tendría el 30 por ciento y él el 70 por ciento de la custodia de su hijos, Sean y Jayden, pero Kaplan confirmó a People que en realidad se acordó que ella tendría el 10 por ciento y él el 90 por ciento de la custodia.
Además, se dijo que las visitas de la intérprete a sus hijos deben ser supervisadas. ( Staff/ Agencia Reforma)