Ya no es quinceañera

MONTERREY.-De la niña que se hizo famosa al viralizarse la invitación de su fiesta de quince años en La Joya, San Luis Potosí, poco queda, porque Rubí Ibarra García, en su faceta de cantante, ha decidido explotar su lado sexy.
Durante su debut en tierras regias como cantante de música urbana, en el Teatro del Pueblo de las Fiestas Nuevo León, en el Parque Acero, la joven, quien ya cumplió 16 años, llamó la atención por un jumpsuit ceñido al cuerpo que usó y que destacó su busto.
“Mira, te voy a ser sincera, sí me gusta (el vestuario)… yo vengo de un rancho, tampoco soy de usar estas cosas. Cuando me pusieron este traje dije: ‘¡wow, está muy bonito!, me veo diferente, me siento un poco incómoda porque no estoy acostumbrada a este tipo de vestuarios, pero me encanta”, expresó la ahora novel cantante.
Se le cuestionó entonces si sus atributos eran naturales y aseguró que sí.
“Es que levanta mucho”, comentó al referirse al traje que usó.
Abrirse camino en el mundo de la música, expresó Rubí, no le ha sido fácil porque así como hay gente que la acepta, también tiene sus detractores.
Señaló que hay mucha gente que lucha todos los días por alcanzar sus sueños y en su caso, la oportunidad le llegó muy rápido y así la tomó.
“Te voy a ser sincera, sí me ha costado un poquito de trabajo, nunca los vas a tener contentos, hay público diferente, hay personas que me quieren y personas que no. Como a cualquier persona que le cuesta trabajo, a mí también me cuesta”.
El título de “la quinceañera más famosa”, comentó que quiere dejarlo atrás porque eso ya pasó y quiere que la tomen en serio como cantante.
Rubí fue invitada a participar en el Teletón de Honduras en diciembre.
Su gusto por la cantada, explicó, lo tiene desde niña, gracias a que lo heredó de sus padres. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!