El secretario de Salud en Aguascalientes, Sergio Velázquez García, aseveró que actualmente la enfermedad de VIH Sida ya no es letal en el estado de Aguascalientes, sino que ahora es un padecimiento crónico, pues hoy en día existen personas con más de treinta años que fueron diagnosticadas y continúan viviendo de modo productivo, siguiendo su tratamiento médico.

Hasta el momento, dijo que la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/Sida) ya no se encuentra dentro de las primeras diez causas de muerte en el país, y esto queda evidenciado en las mismas cifras que publica el INEGI.

“Por fortuna, las pérdidas de vidas humanas por este padecimiento son realmente bajas. Además, hoy en día por cada siete hombres infectados, se tiene a una mujer”, comentó.

Aunque aclaró que la sociedad y el sector salud sí deben trabajar mucho más en las detecciones de esta enfermedad, donde la gente con vida sexual activa debe participar con compromiso y decisión, y de este modo someterse a las pruebas rápidas para diagnosticar de modo temprano a aquellas personas que son portadoras para evitar la diseminación.

Asimismo, se debe prever de modo temprano si esas personas pueden recibir tratamiento clínico con mayor oportunidad.

Recordó que el Sida es una enfermedad infecciosa transmisible, causada por el VIH que preferiblemente ataca a las células del aparato inmunológico, exponiendo al individuo a contraer las más diversas infecciones. Una persona infectada por el VIH es portadora y transmisora y puede pasar de uno a doce años sin problemas manifiestos de salud.

Por cada persona con VIH/Sida, hay por lo menos 10 contactos, de los cuales se desconoce su situación de si están infectados o no.

El VIH/Sida se transmite a través de varias formas: por contacto sexual no protegido con una persona afectada, durante las relaciones sexuales. Por vía sanguínea, cuando se realizan transfusiones con sangre contaminada, que ya por el estricto control que se lleva en los donadores de sangre, no se han presentado casos en el momento actual.

Al momento de drogarse, si se comparten jeringas infectadas; y por vía perinatal, de una madre viviendo con el VIH a su hijo, ya sea durante el embarazo, el parto o por medio de la leche materna.

Para evitar el contagio que una embarazada VIH positiva se lo transmita a su bebé, debe de recibir asesoría muy completa sobre los riesgos que corren ella y su futuro hijo, a través del personal médico y paramédico con el que cuenta cada unidad de salud, finalizó.

¡Participa con tu opinión!