CDMX.- La intención de los guionistas de matar a James Bond en la nueva película del agente secreto habría provocado que Danny Boyle dejara la dirección, reportó el Daily Mail.
Al parecer, el director de “Trainspotting” estaba en contra de la trama propuesta, porque con su muerte el agente 007 resurgiría en otra persona para James Bond 26, como en la serie de ficción “Doctor Who”, cuyo personaje adopta un cuerpo distinto a lo largo de las temporadas.
En “Doctor Who”, un extraterrestre que cambia su apariencia para llegar a la Tierra, se justifica el cambio de actor, sin embargo, en estas películas, que ya han interpretado siete actores, el artista que reemplaza a otro, simplemente lo hace sin dar explicaciones.
La decisión de matar Bond, algo que nunca se ha hecho en la serie de películas, habría sido idea de la productora Barbara Broccoli, quien querría un final de oro puro y espectacular. (Staff/Agencia Reforma)