El clima lluvioso en Francia no impidió que se disputaran los partidos de cuartos de final en la ronda individual femenil, ya que los encuentros entre Halep y Kerber, así como el de Muguruza y Sharapova se definieron antes de la lluvia.
Dos partidos bastante atractivos se disputaron el día de ayer en el Singles femenil del segundo Grand Slam del año; ya que cuatro de las mejores tenistas del mundo tratarían de conseguir su pase a la ronda de semifinales.
El primer choque fue el de la española Garbiñe Muguruza y la rusa María Sharapova; una de las mejores tenistas en los últimos años contra una de las promesas para los siguientes años.
El escenario fue la cancha central de Philippe-Chartier, y con una velocidad y quiebres bastante buenos, la joven española venció de manera contundente a la veterana rusa con un resultado de 6-2 y 6-1, con lo que Garbiñe Muguruza avanzó a la semifinal, en busca de repetir la hazaña del 2016 en donde terminó como campeona del Roland Garros.
Mientras tanto en la cancha de Suzanne-Lenglen, la mejor tenista del mundo, Simona Halep remontó en su partido ante la alemana Angelique Kerber, que después de haber ganado el primer set en un tie break de 2-7; la rumana número 1 del WTA remontó con un gran 6-3 y 6-2, logrando así su pase a la siguiente ronda.
El día de hoy, Muguruza y Halep pelearán por el pase a la final del Grand Slam; en caso de que Garbiñe avance, sería la segunda ocasión en su historia, ya que en el 2016 pasó a la final ante Serena Williams y también logró el título.
Del lado de Simona, la rumana repetiría en acceder a la final, ya que el año pasado logró entrar a la final de esta competencia, aunque perdió contra Ostapenko, tal y como en el 2014 cuando también cayó ante Sharapova. Por lo que Halep busca quitarse esa espina de no levantar ningún Grand Slam hasta ahora luego de una carrera bastante buena.