En los últimos dos años, Aguascalientes vio reducido en casi el 70% la incidencia delictiva en la población adolescente, señaló el presidente del Poder Judicial del Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez.

En el lapso, informó, el Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente -referido antes como cárcel para menores-, cuya capacidad es de 60 personas, se despresurizó al pasar de 56 a tan solo 17 internos.

Y es que por un lado la legislación penal de adolescentes se ha vuelto más benevolente al reducirse las penas máximas, pero además ahora no en todos los casos los menores están sujetos a privación de la libertad.

Pero es innegable, dijo, que además de ello y más importante es que en Aguascalientes hay condiciones para prevenir la incidencia delictiva entre los jóvenes, ya que aquí tienen acceso a escuela, actividades culturales y recreativas que en realidad son lo que en un momento determinado puede prevenir la comisión de delitos.

Consideró que ambos factores han sido determinantes para el desenvolvimiento peculiar de este segmento de población que pasó hace ocho años de tener una participación importante en conductas antisociales, a una incidencia prácticamente mínima en ellas.

Entre otras lecturas, destacó también que los jóvenes están tomando más conciencia de los actos que realizan y de hecho en cualquier momento pueden darse situaciones considerando que hay fraccionamientos y colonias en las cuales los jóvenes forman pandillas y se les hace fácil involucrarse en riñas por cualquier malentendido, generando lesiones que incluso a veces llevan a situaciones graves; es un riesgo latente.

De ahí la necesidad de trabajar mucho todas las autoridades en el tema de la prevención para que las cifras de incidencia de delincuencia juvenil continúen a la baja.

En ese sentido, refrendó el compromiso del Poder Judicial de atender con estricto apego a la ley y la sensibilidad que requiere la población joven involucrada en problemas, a los que estén padeciendo, para lo cual el sistema en Aguascalientes cuenta con 3 jueces en justicia para adolescentes; uno de preparación, uno especializado y otro en materia de oralidad.