GUADALAJARA, Jalisco.- Andrea Legarreta dice estar cansada de los insultos y chismes que ha inventado Alfredo Adame en su contra.
«Es la última vez que hablo de este tema. Ya estuvo bueno, ya me tiene harta», manifestó ayer la conductora, quien estuvo de visita en Guadalajara, Jalisco, para inaugurar un centro deportivo del que ella y su esposo, el cantante Erick Rubín, están en sociedad con otros tres empresarios.
La controversia surgió hace unos días tras circular las declaraciones que Adame hizo a una revista de espectáculos nacional, donde asegura, Legarreta engañó a su esposo con un ejecutivo de Televisa.
En dichas declaraciones, el conductor también la acusa de ser la responsable de su salida del programa Hoy.
«Ante todas las mentiras, obviamente, mi marido reaccionó como debería reaccionar y me dijo: ‘Sabemos lo que tenemos en casa, todo está bien’.
«En el año 2000 que fue mi boda con Erick, él manejó el auto de la novia, él fue mi padrino siendo testigo en la ceremonia civil. Entonces, no entiendo dónde está su pesadilla al lado mío durante el tiempo que fuimos compañeros».
Legarreta mencionó que ante las calumnias de las que ha sido víctima, el público la ha apoyado, incluso, contó que la ex esposa de Adame, Mary Paz Banquells, le ha mandado mensajes de apoyo.
Compartió también que ya tomó acciones legales contra la revista de espectáculos y el actor.
«A la revista ya la tengo demandada desde otro momento. Todo el proceso legal lo llevo en silencio».
En 1998 Andrea Legarreta y Alfredo Adame eran los conductores estelares del programa Hoy. (Lorena Jiménez /Agencia Reforma)