José de Jesús López de Lara

Fue una adolescente de 17 años la que mató al bebé de 1 año y 9 meses, la semana pasada en el municipio de Jesús María, Aguascalientes.
Luego de las investigaciones realizadas por agentes del Grupo Homicidios de la PME, se logró establecer que fue una adolescente la que mató a golpes al pequeñito identificado como Cristian Alberto, a raíz de que se molestó bastante cuando al momento de quitarle el pañal, ensució uno de los muebles de la casa.
La identidad de la sospechosa no fue revelada por la Fiscalía General del Estado, aunque se informó que ya se encuentra a disposición del Juez de Control y Garantías de Justicia para Adolescentes, una vez que le fue girada una orden de aprehensión en su contra por el delito de homicidio doloso calificado.
Fue el pasado viernes primero de septiembre a las 16:30 horas, cuando se requirió la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado en el Centro de Salud del ISSEA, ubicado en el fraccionamiento Lomas del Valle, en el municipio de Jesús María, debido a que había ingresado un bebé muerto y que presentaba signos de violencia.
A dicho lugar llegaron policías estatales y policías preventivos de Jesús María, así como agentes del Grupo Homicidios y Grupo Exterior “Jesús María” de la PME, además de personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se estableció que una mujer de nombre Patricia, de 34 años, había llegado con el niño en brazos, después de encontrarlo solo en su casa y estaba tirado en el suelo e inconsciente.
Una doctora que atendió al bebé, determinó que había muerto a consecuencia de un derrame cerebral, además de que presentaba huellas de violencia en diferentes partes del cuerpo.
La necropsia reveló que el niño había muerto a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo, además de presentar golpes en diferentes partes del cuerpo, signos característicos de violencia y maltrato infantil.
Durante el desarrollo de las investigaciones realizadas por los agentes del Grupo Homicidios de la PME, se determinó que la mamá del bebé, identificada como Karina Guadalupe, de 21 años, trabajaba toda la semana en el estado de Zacatecas.
Debido a ello, se veía en la necesidad de dejar encargado a su hijo a una familia que vive en el fraccionamiento Chicahuales, en el municipio de Jesús María.
Se descubrió que una integrante de la familia, una adolescente de 17 años, hija de la pareja a quien su mamá les dejó a su hijo bajo su cuidado, fue la que lo mató de manera brutal.
Incluso, se descubrió que había antecedentes de que dicha mujer constantemente lo maltrataba, ya que no le gustaba que llorara.
La sospechosa confesó que fue el lunes 28 de agosto pasado, cuando al encontrarse al cuidado del niño, éste se hizo del baño y ensució su pañal, situación que le molestó a la adolescente.
Al momento de cambiarle el pañal ensució uno de los muebles de la casa, lo que provocó que la joven se enojara y tras tomar al pequeño de la cabeza lo proyectó varias veces contra el suelo de manera violenta, provocándole el traumatismo craneoencefálico.
No obstante, la sospechosa en ningún momento dio muestras de compasión hacia el niño y no informó de lo sucedido a los papás de ella, ignorando el grave estado de salud en que estaba el bebé.
Fueron cuatro días en los que el pequeñito estuvo en agonía sin que nadie se percatara de su salud. Fue hasta el viernes por la tarde, cuando el niño fue encontrado inconsciente y hasta ese momento se le trasladó al Centro de Salud del ISSEA a recibir atención médica, aunque para esos momentos ya había muerto.
Cabe destacar que la sospechosa fue capturada por agentes del Grupo Homicidios de la PME, en los momentos en que intentaba darse a la fuga, luego de enterarse de la muerte del pequeñito.
La FGE informó que en estricto apego a la Ley General del Sistema Integral de Justicia para Adolescentes, el lunes por la mañana se llevó a cabo la audiencia inicial, donde se formuló la imputación directa en contra de la adolescente por el delito de homicidio doloso calificado.
Sin embargo, la defensa de la joven solicitó la ampliación del término constitucional para que le sea resuelta su situación jurídica.
No obstante, el Juez de Control y Garantías de Justicia para Adolescentes, dictó la medida cautelar de prisión preventiva en las instalaciones del Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente (CEDA), hasta que no sea resuelta su situación legal.

¡Participa con tu opinión!