La Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, que preside Ivonne Zavala Soto, exigió una resolución inmediata al tema del transporte público urbano en Aguascalientes.
Demandó al Gobierno del Estado, a su Coordinación de Movilidad y por supuesto a los concesionarios aglutinados en ATUSA, garantizar ya un servicio digno para la población y dar cumplimiento a ese derecho que tienen los aguascalentenses.
A través de un posicionamiento difundido en redes sociales, la representación estudiantil de la UAA lanzó un rotundo ¡ya basta!, a las deficiencias con que opera y se tolera operar un servicio fundamental para la población como es el transporte público.
En el comunicado, la federación estudiantil dejó en claro que toda la comunidad universitaria y en suma todos los ciudadanos de Aguascalientes, “queremos un transporte público digno”.
Esa aspiración es legítima y no se trata de un privilegio, ni mucho menos un capricho de grupos, sino de un derecho que debe ser atendido a la brevedad y en circunstancias adecuadas para toda la población.
En ese sentido, estableció de manera contundente que “ni los intereses de una empresa, ni los del Gobierno pueden estar por encima” de lo que legalmente corresponde recibir a la población en materia de movilidad.
Esto es, un transporte público que pueda operar de manera eficiente, que sea puntual y sobre todo seguro.
La FEUAA refirió en el documento que los años pasan y las diferentes directivas de la representación de estudiantes de la UAA exigen soluciones, los gobiernos prometen y ATUSA “por aquí y por allá” y nada ha cambiado.
Así, advirtió al “Gobierno del Estado, a la Coordinación de Movilidad y a Atusa” que ya no hay tiempo y el problema debe resolverse de inmediato, pues los universitarios y la ciudadanía han pasado frecuentes malos ratos, atribuibles al mal servicio; tan sólo la tarde del miércoles se sumaron tres mil más y “por el bien de la ciudad deben ser los últimos”.