Jorge Aguilera / Agencia Reforma

MONTERREY, NL  27-Sep .- Tras un año de estar convertida en un “elefante blanco”, la alberca olímpica de 50 metros del Centro Acuático Estatal, abrirá sus puertas para los nadadores de alto rendimiento.

 La obra, que se etiquetó con recursos federales en la administración de Melody Falcó, quedó terminada el 31 de octubre del 2016. Jaime Rodríguez, Gobernador de Nuevo León, anunció en febrero que la instalación estaba lista al 100 por ciento.

 Sin embargo, varias fallas en las bombas de agua que se extendieron por meses, causó que el Inde no recibirá formalmente la obra por parte de la compañía constructora y por falta de garantías.

 La situación ocasionaba que el agua constantemente estuviera verde, sucia y se convertía en un foco de infección para los deportistas, inclusive clavadistas y pentatletas que utilizan la fosa de clavados que se encuentra a un costado de la alberca.

 “No se ha recibido por parte del Inde., Hay instrucciones de que al recibir la obra no debe existir ninguna falla por mínima que sea; ante esas fallas, algunas de ellas menores, retrasaron la recepción y la garantía de la empresa constructora para su entrega que vence el 31 de octubre”, expresó un alto directivo del Inde.

 “El sábado se hará la firma, el protocolo de recibir la alberca y se pondrá a las órdenes de los atletas”, dijo el entrevistado.

 La fuente aseguró que la alberca no presenta filtraciones como aseguraba personal del Inde.

 El Gobierno Federal aportó 50 millones de pesos; el Gobierno del Estado la licitó en 37 millones.