“Y si vivo 100 años…”

MONTERREY.-“Y si vivo 100 años, 100 años pienso en ti”.
Estas líneas, extraídas de uno de los temas más representativos de Pedro Infante, bien podrían reflejar el sentir de su última esposa, Irma Dorantes, quien sigue considerando al ídolo mexicano como su gran amor.
Para recordarlo en el centenario de su natalicio, que se cumple hoy, la actriz realizará una misa en su honor, aunque aclara que ella lo tiene presente siempre.
“Lo recuerdo como lo dejé de ver: de 39 años”, declara Dorantes, de 82 años, en entrevista telefónica.
Para ella, los años no han mermado el recuerdo que conserva del hombre con el que estuvo casada desde 1953 hasta el 15 de abril de 1957, cuando Pedro falleció.
“No pasó el tiempo. Se quedó ahí, en los 39 años, aunque ahora sean 100 ó 200.
“Él no cumplió más que 39 y así lo vamos a seguir recordando, como lo dejemos de ver. Ésa es la imagen que nos dejó y así lo recordamos todos”, puntualizó.
-¿Cómo celebraba Pedro un cumpleaños cuando estaba en familia, al lado de Dorantes?
“Esas son cosas muy privadas mías, que no las comento. Simplemente le digo que hoy voy a hacer una misa y el Padre Adrián Huerta me va a hacer el favor de celebrarla en la Basílica antigua.
“Fue en la Basílica antigua donde Pedro hizo el primer maratón de televisión con la Lotería Nacional para reunir fondos y hacer el herraje de todo alrededor de la Basílica”, recordó Dorantes.
Por eso, con todos estos recuerdos y un inmenso amor en su corazón, es más que obvio que a la última mujer del ídolo de Guamúchil le queda como anillo al dedo el tema “100 Años”. (Lorena Corpus/Agencia Reforma)