Josemaría León Lara Díaz Torre

A lo largo de los últimos veintiséis años, han sido únicamente siete hombres quienes han tenido el privilegio, pero además la responsabilidad de tener la dirección y el destino de Aguascalientes en sus manos. ¿Por qué veintiséis? La respuesta es simple, se trata de los años que tiene con vida el autor de estas líneas, y que como orgulloso hijo de estas tierras, siempre he sentido una fascinación por conocer más sobre aquellas personas que vemos pasar por el poder y que en ocasiones llegamos a olvidar que son humanos, al igual que todos los demás.
Es probable que ellos también olviden su condición humana al paso de la gloria, la fortuna y la idolatría que otorga la política mexicana a sólo aquellos pocos elegidos de llegar al “poder”. Mucho se ha escrito ya sobre las vidas y los excesos de las familias presidenciales, mas en realidad sabemos bien poco (y de lo poco que se sabe, son rumores) sobre aquellos titulares de los poderes ejecutivos estatales, también conocidos en forma satírica como los “virreyes”, pues es innegable el poder casi absoluto que pueden llegar a ejercer dentro de sus fronteras.
Esto no quiere decir que se trata de una constante o de un camino riguroso el cual seguir, pero el “sistema” suele orillar a que su actuación tenga connotaciones similares a las de Luis XIV. ¿En dónde se pierde el piso? ¿En qué momento su posición de poder desvirtúa la realidad? ¿Qué pasa al terminar el mandato y llega la resaca de poder?
Es conocido el término “síndrome de abstinencia”, mismo que se presenta toda vez que un adicto a alguna substancia regresa a la sobriedad, y la ausencia de la misma dentro del organismo provoca una necesidad tan grande que se transforma en dependencia. Quisiera imaginar que es algo parecido cuando se termina el mandato constitucional y es momento de dejar el poder, sin embargo al no haber estado nunca en tal situación, únicamente se trata de mera especulación.
Pensemos en esos siete hombres que han gobernado Aguascalientes desde 1991 y qué hicieron una vez que dejaron el Palacio de Gobierno. El primero de ellos fue el Ing. Miguel Ángel Barberena Vega, quien al terminar su gubernatura, se desempeñó como secretario General de la CNOP. Su sucesor, el Lic. Otto Granados Roldán, se ha desempeñado ya en dos ocasiones como embajador de México en Chile y actualmente se desempeña como secretario de Educación Pública a nivel nacional.
El caso de don Felipe González no es la excepción, pues dejó el cargo meses antes para obtener un puesto federal como subsecretario de Gobernación y de ahí saltar a senador de la República; en la actualidad, aparentemente ha dejado por las buenas la vida política. Su sucesor, que aunque interino, el Lic. Juan José León Rubio, actualmente se desempeña como notario público número 52 de Aguascalientes.
El caso del Ing. Luis Armando Reynoso Femat al ser más reciente, evidentemente se encuentra presente en la memoria colectiva de los aguascalentenses; y aunque no ha desempeñado cargo público alguno después de su gobierno, aparentemente sus aspiraciones o ambiciones políticas son conocidas. Sobre el Ing. Carlos Lozano de la Torre poco se sabe a la fecha, sólo rumores y chismes más nada en concreto, pues aparentemente ha decidido navegar con un perfil bajo; mas un político de carrera como es él, es seguro que no tardará en reaparecer.
Sobre el C.P. Martín Orozco Sandoval, es muy temprano en su gobierno para comenzar a especular, mas en el supuesto de que el Frente por México ganase la Presidencia de la República, más de alguno pensará que don Martín habrá de continuar su andar por el servicio público más allá de nuestro querido Aguascalientes.
Cierto es que a cada uno nos trata diferente la resaca, tal es el caso de nuestros ex gobernadores, quienes en lo particular han seguido caminos diferentes; sin embargo, algo los une y es la necesidad de seguir con el pandero en la mano.
Quisiera enviar un saludo a mis lectores, deseando que este año que concluye haya sido de provecho y aprendizaje, esperando que el próximo sea aún mejor.

¡Feliz Año Nuevo 2018!