Ximena Ortiz Parra abandonó la etapa infantil al celebrar su decimoquinto aniversario de vida.
Para dar gracias a Dios por los favores recibidos, la joven participó en emotiva ceremonia de acción de gracias, la cual se efectuó en el lobby del Gran Hotel Alameda.
Más tarde, el salón Villa Alameda enmarcó la recepción donde la festejada dio cordial bienvenida a sus familiares y amigos más cercanos, quienes la felicitaron y colmaron de bendiciones.
El momento más significativo fue cuando la joven deleitó a la concurrencia, al ofrecer una rutina de ballet, mostrando así sus dotes artísticos.
Cabe destacar que durante el festejo, Ximena compartió inolvidables momentos con sus padrinos: Juan Manuel Parra, Nora Celia Campos, Carlos Marín y Ana Cecilia Guel.