Warriors a un paso de ser Bicampeón

Otra noche para el olvido vivió el equipo de Cavaliers y esta vez en su casa, ya que en el tercer juego de la serie final de NBA, los de Golden State volvieron a ganar y ahora ponen la eliminatoria 3-0, por lo que un verdadero milagro es lo que necesita Cleveland para ser campeón.
Luego de que Warriors barriera en su casa con dos victorias; el equipo de Ohio regresó a casa para tratar de recortar la distancia en la serie, pero todo salió mal para los Cavaliers mientras que para Warriors volvió a ser un partido épico.
En el primer cuarto, la diferencia fue mínima para Cleveland, sólo un punto arriba luego de que llegaron a tener la ventaja de 7 puntos a pocos minutos de finalizar. En el segundo cuarto, esa distancia aumentó a seis unidades, y en una noche en donde Steph Curry tenía constantes problemas musculares, el héroe del juego tres fue Kevin Durant.
Para el tercer cuarto, los Warriors estuvieron debajo gran parte de este periodo, llegando incluso a estar a una distancia de 13 puntos; pero con un equipo lleno de estrellas, los de California remontaron el encuentro y comenzaron a liquidar el partido.
Ya para el último cuarto, ni LeBron James podía con la ofensiva de Warriors, que con constantes llegadas, aumentaban su ventaja y así llegaron a lograr una diferencia de 8 puntos, con lo que el partido acabaría 102-110 a favor de Golden State.
El “Rey” LeBron acabó con un triple doble de 11 rebotes, 12 asistencias y 33 puntos, pero quien se llevó la noche fue Kevin Durant con 43 puntos y 13 rebotes, con lo que pone a su equipo 3-0 en la serie.
Nadie en la historia ha logrado remontar un 3-0 en una final de NBA, sólo en 1951, los Knicks llegaron a empatar 3-3 y perder en el séptimo juego, pero tal parece que así como el año pasado, los Warriors aprovecharán esa ventaja de 3-0 y volverán a ser campeones del baloncesto americano.