Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- El robo de datos de cuentahabientes para retirar dinero en cajeros automáticos a través de apps de celulares es la principal vulnerabilidad de la banca móvil.
Así lo muestran las estadísticas de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).
De enero a septiembre de 2017, el organismo recibió 39 mil 773 quejas de usuarios que reclamaron fraudes originados desde sus aplicaciones móviles, lo que significó un aumento anual de 93 por ciento.
Según Condusef, en los primeros meses del año pasado, 16 mil 614 personas reclamaron en conjunto 569 millones de pesos por posibles fraudes relacionados con aplicaciones por celular, de los cuales, los bancos sólo abonaron 5 por ciento a los usuarios.
La mayoría de las quejas fueron por retiros de dinero en cajeros que no fueron ordenados por el usuario de la app.
Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, dijo que los delincuentes obtienen los datos de los cuentahabientes mediante llamadas telefónicas y envío de correos y mensajes de texto apócrifos, donde los engañan al decirles que les están realizando cargos indebidos.