Hace apenas una semana policías preventivos lograron detener a una banda de delincuentes que fue detectada a bordo de un vehículo con reporte de robo y en posesión de drogas, y el día de ayer dos de sus integrantes, que ya estaban otra vez en libertad, volvieron a ser arrestados por el mismo motivo.
La SSPM de Aguascalientes informó que durante el transcurso del jueves, policías preventivos a cargo de la patrulla 0706-B1 del Destacamento “Morelos”, lograron la captura de Carlos Emmanuel, alias “El Meño”, de 33 años, con domicilio en la colonia Barranca de Guadalupe y una mujer identificada como Marisol, de 17 años, quien vive en la colonia España.
Los policías preventivos los interceptaron sobre la avenida Siglo XXI Sur y cruce con la avenida Héroe de Nacozari, a la altura de Ciudad Industrial, cuando se desplazaban a bordo de un automóvil VW Golf, modelo 1994, color tinto y placas de circulación AEW-4404 del estado de Aguascalientes, el cual cuenta con reporte de robo y carpeta de investigación CI/AGS/02483/02-18.
Se estableció que dicha unidad automotriz, había sido robada durante el transcurso de la madrugada del jueves.
De acuerdo a los trabajos de inteligencia que realizó la SSPM, los ahora detenidos forman parte de una banda de robacoches y distribuidores de droga, además de dedicarse al robo a casa-habitación.
Hace apenas el pasado viernes 26 de enero, los policías preventivos del Destacamento “Pocitos” habían arrestado a Carlos Emmanuel, alias “El Meño” y a Marisol, junto con sus cómplices Richard Iván, alias “El Beker”, de 34 años y Ana Gabriela, de 22 años.
Todos ellos fueron interceptados en la avenida Independencia, a la altura del fraccionamiento El Plateado, cuando se desplazaban a bordo de un automóvil Nissan Sentra, modelo 1999, color arena y placas de circulación AEW-8656 de Aguascalientes, que contaba con reporte de robo y carpeta de investigación CI/AGS/02076/01-18.
A los sospechosos les fueron asegurados 11 envoltorios de metanfetamina, una bolsa y un envase de plástico conteniendo marihuana, dos pipas de cristal y una pipa metálica, además de varias hojas con planos de diferentes fraccionamientos divididos en sectores, donde aparentemente se dedican a operar.
La Fiscalía General del Estado no había emitido una declaración del motivo por el cual estos delincuentes ya estaban otra vez en libertad, y con evidentes intenciones de continuar delinquiendo