Arcelia Maya
Agencia Reforma

OAXACA, Oaxaca 17-Ago.- La Sección 22 de la CNTE decidió no regresar a clases el próximo lunes y amagó con mantener el paro de labores hasta que el Gobierno estatal cumpla con sus demandas.
El magisterio disidente en Oaxaca reclama ser reconocido como representación sindical y que se le entreguen plazas fuera de los procesos establecidos por la reforma educativa.
“La asamblea plenaria ha decidido efectivamente no regresar a clases mientras no se cumplan los acuerdos”, aseguró Eloy López, líder de la Sección 22.
Ante este amago, el Gobierno de Oaxaca y el Instituto Estatal de Educación Pública de la entidad se declararon listos para que el 21 de agosto arranque el ciclo escolar en 13 mil planteles, donde estudian un millón de alumnos.
La Sección 7 de la CNTE en Chiapas acordó iniciar clases el lunes, sin embargo amenazaron con irse a paro de labores que afectaría a 20 mil escuelas si no se emite una convocatoria para el relevo de dirigencia sindical antes del 12 de septiembre.
“De no ser así, estallaríamos el paro indefinido el 13 de septiembre”, advirtió José Luis Escobar, vocero de la Sección 7.
El Secretario de Educación, Aurelio Nuño, confió en que los maestros de todo el País acudirán al inicio del ciclo escolar.
“Ya verán el lunes. Arrancaremos en todo el País sin ningún contratiempo”, sostuvo anoche durante una ceremonia donde fue premiado por el impulso a la reforma educativa.