David Julián Torres Martínez

Una bodega donde se almacenaba mobiliario y mantelería para eventos sociales, además de que se elaboraban banquetes y arreglos florales, fue consumida completamente por el fuego, tras registrarse un impresionante incendio que fue controlado después de tres horas de intensos trabajos.
Lo anterior provocó una intensa movilización de Bomberos Municipales de Aguascalientes, Bomberos Estatales, Protección Civil Estatal, Coordinación Municipal de Protección Civil, Policía Estatal, Policía Vial, SSPM, Policía Ministerial del Estado, Servicios Públicos Municipales, CAASA, CCAPAMA, CFE y personal del Ejército Mexicano adscrito a la XIV Zona Militar, además del helicóptero “Águila Uno” de la SSPEA.
Tras poco más de tres horas, finalmente se logró sofocar completamente el siniestro, que dejó daños materiales de casi dos millones y medio de pesos.
Asimismo, varios Bomberos Municipales y Bomberos Estatales terminaron deshidratados, ante el enorme esfuerzo que realizaron para sofocar el fuego y evitar una tragedia, ya que las llamas amenazaban con extenderse a otras fincas.
Los hechos se registraron aproximadamente a las 13:07 horas del sábado, en una bodega ubicada en la calle Roble, entre la calle Abedul y avenida Canal Interceptor, en el fraccionamiento Circunvalación Norte.
El fuego rápidamente se salió de control y la impresionante columna de humo negro que se generó, logró percibirse a varios kilómetros de distancia.
En menos de dos minutos llegaron varias patrullas de la Policía Estatal y de la Policía Preventiva del Destacamento “Pocitos”, así como una camioneta de la Policía Ministerial del Estado.
Cuando los oficiales se percataron que el incendio estaba fuera de control, comenzaron a evacuar a la gente que se encontraba en las fincas aledañas, acordonando la zona y cerrando la circulación vehicular en la avenida Canal Interceptor, en los carriles de circulación de poniente-oriente; la avenida Libertad y calle Roble.
Posteriormente llegaron Bomberos Municipales de Aguascalientes y de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes comenzaron las primeras incursiones para intentar sofocar el fuego, pero ante la magnitud de las llamas, solicitaron refuerzos.
La situación se complicó debido a que comenzaron a escucharse estallidos, por lo que existía el riesgo de una explosión, ya que el fuego avanzaba peligrosamente hacia un negocio de taller de pintura automotriz, donde se cuenta con material flamable.
A fin de combatir el incendio por la parte trasera de la bodega, se ingresó a varias empresas que se ubican sobre la calle Libertad. En algunos casos, policías preventivos se vieron obligados a forzar un portón para poder ingresar, ya que la negociación estaba cerrada.
Otro propietario de una finca ubicada justo en la parte trasera donde ocurría el incendio, permitió que hicieran un boquete en su negocio en la parte trasera para poder ingresar, lo cual afortunadamente no ocurrió ya que en esos momentos llegaron varias unidades de Protección Civil y Bomberos Estatales.
De igual forma acudieron efectivos de la Sedena que comenzaron la implementación del Plan DN3-E, además del helicóptero “Águila 1” de la Policía Estatal, que brindó apoyo aéreo para facilitar la labor de los Bomberos Estatales y Municipales de Aguascalientes, además de guiarlos, ya que existía un alto riesgo de que colapsara la bodega y los aplastara.
Durante la crisis que se vivió, se contó también con apoyo de cisternas con agua de Parques y Jardines, CAASA y CAPAMA, así como de la propia XIV Zona Militar.
Asimismo dieron apoyo logístico oficiales de la Policía Vial, Policía Preventiva y Policía Estatal, a fin de mantener el orden y la zona controlada ante los curiosos que se conglomeraron en los alrededores,
Asimismo, una cuadrilla de la CFE se dio a la tarea de desconectar el servicio de energía eléctrica para evitar algún problema mayor.
Fueron al menos 200 efectivos los que se desplegaron en este operativo que concluyó a las 16:22 horas, cuando finalmente el incendio fue controlado en su totalidad.
En entrevista luego de que fuera controlada la situación, el coordinador de Protección Civil Municipal, José Franco Toscano, informó que fueron alrededor de 60 personas las que fueron desalojadas de las viviendas y comercios cercanos a la bodega siniestrada, ante el riesgo inminente de que el fuego se extendiera hacia dichas propiedades.
Por su parte el secretario del Ayuntamiento, Leonardo Montañez, apuntó que la estructura que se vio afectada tiene un área aproximada de 150 metros cuadrados, misma que se colapsó, además un muro que da hacia un terreno usado como pensión para vehículos, se encuentra a punto de ceder, por lo cual, el titular de la Secretaría del Ayuntamiento de Aguascalientes, afirmó que se llevarían a cabo los peritajes correspondientes para dimensionar si hubo afectaciones a los edificios cercanos.
En cuanto a las causas del siniestro, Franco Toscano, refirió que deberían ser determinadas luego de los peritajes correspondientes, pero que no se descarta un posible corto circuito que se haya salido de control y propagado el fuego dados los materiales con los que operaban y que almacenaban dentro de la bodega.
Finalmente, vecinos de la zona como el señor Amador Gutiérrez -quien vive a un costado de la bodega y se encontraba en su domicilio en el momento de los hechos-, pidió a las autoridades correspondientes que no se permita establecer negocios de tal tamaño en zonas habitacionales, ya que tenían problemáticas con la entrada y salida de camiones de gran tamaño, además del riesgo que representan ante accidentes como el que ocurrió durante la tarde de ayer.
Por su parte el secretario del Ayuntamiento, Leonardo Montañez, indicó que la empresa siniestrada no podrá operar hasta que se determine la dimensión de las afectaciones tanto en la nave industrial, como en las construcciones contiguas, derivadas del incendio.