Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX.-Han pasado 14 años desde que Scottie Pippen le dijo adiós a las canchas de basquetbol y al dorsal “33” que utilizó con aquel memorable Chicago Bulls, donde compartió triunfos con Michael Jordan.
Los años de gloria con el equipo de sus amores lo hacen elegirlo una y otra vez sin importar que actualmente los Warriors de Golden State sean los grandes favoritos.
“Si pudiera jugar de nuevo en la NBA escogería otra vez a los Chicago Bulls.
“Creo en mis Bulls y las reglas del juego han ido cambiando”, comentó el ganador de seis anillos de campeón en los años 90 durante su visita al primer festival de deportes de México, en el Centro Citibanamex.
El recibimiento del público mexicano impactó a Pippen, que no sólo agradeció el apoyo, también aseguró que los Bull desean jugar en el país.
“Tenemos muchos fans que se emocionan de los Bulls. Estamos consientes del apoyo en la CDMX desde 1990.
“Agradecemos ese apoyo, el equipo quiere venir y jugar. Es bueno venir y jugar frente a estos fans”, agregó.
Pippen, acompañado del mexicano y ex jugador de los Soles de Phoenix Horacio Llamas, fundieron como jueces en un concurso de tiros.