CDMX.- Pese a que hace tres meses Uma Thurman acusó a Quentin Tarantino de haberla maltratado durante el rodaje de la cinta “Kill Bill Vol. 2” (2004), la actriz declaró que está abierta a volver a trabajar con el cineasta.
“Nos entendemos muy bien y, si escribe un gran papel y ambos estamos de acuerdo, sería maravilloso hacerlo”, aseguró a la revista Entertainment Weekly.
En febrero, Thurman denunció en un artículo publicado en The New York Times que Tarantino la obligó a conducir un convertible azul para filmar la escena en la que su personaje se dirige a matar a Bill, pese a que sabían que el vehículo estaba en mal estado.
La actriz perdió el control del coche y terminó estrellándose contra una palmera y sufrió severas lesiones durante el rodaje, que se realizó en Costa Alegre, cerca de Puerto Vallarta.
“¿Tengo todavía el cuello dañado? Sí. ¿Estaba enojada acerca de cómo se manejó la situación y cómo me trataron? Sí. Pero, ¿eso significa que no me importa alguien con quien tengo 25 años de historia? ¡No!”, agregó Thurman a Entertainment Weekly.
“Mi capacidad de perdonar existe y las cosas suceden. El accidente fue incorrecto. Hemos tenido algunas tragedias, pero no se puede reducir a eso nuestro legado. Si hubiera muerto, entonces sí se habría reducido nuestra historia a mi accidente automovilístico”. (Staff/Agencia Reforma)