El Voluntariado de la delegación estatal del IMSS apoya a los derechohabientes y sus familias con sillas de ruedas, muletas, andaderas, colchones de aire, aparatos ortopédicos, gastos de alojamiento, transporte, alimentación, ropa y pañales, entre otros.

Su presidenta, Dulce María Pérez Gavilán, explicó que la labor más importante de las damas que integran el voluntariado, es acompañar a los pacientes postrados para detectar sus necesidades sociales.

“Para solventar los gastos de las diversas necesidades sociales que se presentan; realizamos bazares con los donativos que la comunidad nos hace, vendemos alimentos y organizamos diversas actividades para recaudar fondos que nos permiten apoyar a familias de escasos recursos, previamente identificadas por las trabajadoras sociales”.

Dijo que en años recientes, el Voluntariado se ha sumado a la donación de sillas-camas, para que los familiares de los pacientes en hospital puedan tener un mejor descanso; y de igual forma han logrado apoyar a enfermos renales, con la colocación de piso firme en su casa, para que puedan realizar el tratamiento de diálisis en forma segura.

“A los cuidadores y cuidadoras de pacientes en hemodiálisis los apoyamos con material y guía en el tejido de prendas, que constituyen una actividad terapéutica durante el tiempo que se realiza el tratamiento y posteriormente, se puede convertir en un medio para generar ingresos mediante su venta. También donamos prótesis de mama artesanales y capacitamos a las mujeres mastectomizadas para que sepan elaborarlas”.

Pérez Gavilán invitó al público en general a sumarse a esta labor con la donación de tiempo, artículos de segunda mano o cualquier tipo de aportación. De igual forma, agradeció la confianza y apoyo de los benefactores que hasta ahora han hecho posible esta labor.

Los interesados pueden contactar al Voluntariado los días martes y miércoles, en horario de 11 a 13 horas, en el Hospital General de Zona (HGZ) No.1; y los viernes en el HGZ No.2, en el mismo horario.

¡Participa con tu opinión!