Las dirigidas por el coach Ricardo Naranjo Ponce hicieron su mejor esfuerzo para tratar de llevarse la presea de bronce. A pesar de no conseguir una medalla, las chicas del equipo hicieron una competencia sobresaliente, lideradas por Samantha Bricio quien no se cansó de hacer puntos en los distintos encuentros, le dieron pelea a cada uno de los equipos a los que se enfrentaron, terminando con una excelente participación. En su primer duelo de la competencia, las mexicanas derrotaron 3-2 a Cuba en un encuentro lleno de volteretas en donde las aztecas lograron imponerse tras ir perdiendo 2-1 el partido.
Para el segundo duelo de fase de grupos, México se mostró dominante y lleno de confianza al ganarle tres sets a cero a Venezuela con una magnífica actuación del combinado tricolor, la primera derrota llegó en el último duelo de grupos en donde las mexicanas cayeron 3-1 ante República Dominicana, que al final serían las campeonas del torneo. Con este resultado fueron a los cuartos de final en donde vencieron fácilmente a Trinidad y Tobago 3-1. Ya en semifinales la derrota llegó para las mexicanas que no pudieron ante las locales y Colombia las despachó 3-1 en un juego complicado. En el último encuentro por la medalla de bronce, México dio un juegazo ante Puerto Rico, cada equipo ganaba un set y se tuvo que ir hasta el quinto para con un 15-12 definir la medalla a favor de las puertorriqueñas. A pesar de irse con las manos vacías, el equipo mexicano demostró grandes avances y un gran instinto competidor que las llevó a instancias de medalla. El voleibol masculino comenzará el día de mañana con los duelos de grupos y México tendrá su primer partido ante Colombia en duelo que resulta complicado por la localía de los cafeteros.