Agentes de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro de la Fiscalía General del Estado, frustraron una extorsión telefónica y evitaron que una familia depositara alrededor de medio millón de pesos, que era la cantidad que les solicitaban para liberar a una tía que supuestamente tenían secuestrada.
El pasado martes por la tarde se presentó ante el agente del Ministerio Público de la Unidad de Atención Temprana de la FGE, una persona que se identificó como Samuel, con domicilio en el poblado de Los Campos, en el municipio de Ojuelos, Jalisco, para denunciar que habían secuestrado en Aguascalientes a su tía Sofía.
Refirió que ese mismo día a las 9 de la mañana, su familiar se trasladó a Aguascalientes para hacer un retiro en efectivo de una institución bancaria, pero como a las 13:30 horas, su primo Víctor Manuel le avisó que estaba recibiendo llamadas telefónicas donde le informaban que tenían secuestrada a su mamá y estaban exigiendo la cantidad de 500 mil pesos.
Agentes de la UECS de la Policía Ministerial del Estado iniciaron las investigaciones correspondientes y con el uso de tecnología de punta con que cuenta la Fiscalía General Estado, se procedió a rastrear a la supuesta víctima, además de que diversos grupos de agentes ministeriales implementaron operativos de búsqueda en hoteles, moteles, parques públicos y centros comerciales.
El trabajo de investigación arrojó resultados positivos, cuando durante la madrugada del miércoles se logró dar con el paradero de la mujer que estaba hospedada en un hotel ubicado en el fraccionamiento Las Américas. Cabe destacar que ante la desesperación de los familiares, éstos ya habían acordado pagar los 500 mil pesos el miércoles a las 9 de la mañana, situación que logró evitarse.